Un reloj en braille para las personas no videntes

Dot funciona mediante una tecnología que integra el sistema táctil con imanes
Dot, un reloj en Braille para no videntes

Con un aumento en las ventas de relojes inteligentes del 457% solamente en el último año, el mercado de estos dispositivos sigue ganando terreno, esta vez, en el mercado de la tecnología accesible para personas no videntes.

Dot, un reloj inteligente creado por la start-up surcoreana homónima, muestra la hora y otros tipos de información en lenguaje Braille, algo que hasta el momento no había sido realizado ni siquiera por los fabricantes de relojes analógicos.

Este dispositivo, según el sitio Tech in Asia, no cuenta con una pantalla de vidrio: el módulo del reloj guarda cuatro células de seis puntos cada una con los que se formarán los números mediante una tecnología que integra el sistema táctil con imanes. Pero el reloj de Dot no solo muestra la hora: al conectarse con celulares, el dispositivo puede extraer los textos de aplicaciones, por ejemplo, de mensajería instantánea, mediante comandos de voz.

Ju Yoon Kim, uno los fundadores de la start-up, dijo que este sistema brinda al usuario la opción de leer los mensajes de manera personal y no a través de la voz de los asistentes virtuales integrados en los smartphones, como Siri, Cortana o Google Now, los cuales suponían la única opción para las personas no videntes hasta ahora.

Otra de las ventajas destacadas por los creadores de este sistema es su bajo costo. Kim dijo a Tech in Asia que el precio de venta del dispositivo en Estados Unidos no superará los US$ 300. Hoy en día, distintas compañías producen distintos tipos de hardware con teclados en Braille que se conectan a la computadora mediante USB, pero su precio no baja de los US$ 1.000.

"Noventa por ciento de las personas no videntes pierden su visión después de su nacimiento, y no hay nada para ellos en este momento. Pierden de repente todo acceso a la información", dijo Kim a Tech in Asi, y agregó que Dot está hecho para que estas personas puedan aprender Braille con un dispositivo de bajo costo, a la vez que vuelven a tener acceso completo a la información.