Un plus para tu navegador

Las extensiones o complementos para los exploradores de internet amplían sus posibilidades, al ofrecer funciones útiles que van desde controlar tu privacidad en la red hasta ver el pronóstico del tiempo
Los exploradores de internet pueden ser más que una simple herramienta para navegar la web gracias a las llamadas extensiones, unos programas que se instalan en el navegador y amplían sus funcionalidades.

Los también llamados complementos o addons pueden ser desde aplicaciones prácticas, como dar el pronóstico del tiempo y traducciones a diferentes idiomas, hasta servicios especializados como almacenamiento en la nube, trazadores de planos y reproductores de música, pasando por juegos como Angry Birds y simuladores de cirugías. Tan variado es el mundo de las extensiones como lo son las necesidades e intereses de los usuarios.

A su vez, los complementos varían según el navegador que se use: Google Chrome, Internet Explorer, Mozilla Firefox, Safari y Opera, entre otros. Tanto es así, que una misma extensión no funcionará en dos navegadores distintos. No obstante, existe la opción de sincronizar las extensiones de un mismo navegador para diferentes computadoras, para así evitar tener que descargarlas desde varios dispositivos.

Las extensiones se pueden deshabilitar en cualquier momento, son gratuitas y se administran desde el mismo navegador. Cada explorador ofrece una suerte de catálogo de complementos, agrupados por categorías, con una selección de las más populares e incluso recomienda las mejores, tal como sucede en las tiendas de aplicaciones App Store y Google Play, por ejemplo.

El proceso para instalarlas depende de cada navegador, pero es bastante intuitivo. En la mayoría de los casos comienza en “Herramientas” y termina en una lista de opciones que, en definitiva, ayudan a darle un toque personal a la forma en que navegamos por internet todos los días.

 


Cómo instalar extensiones en tres navegadores distintos


 

Google Chrome

1. Para ir al menú de extensiones se debe ingresar al buscador Google, seleccionar “Más” y luego “Todavía más”.

2. Allí, elegir el ícono de Chrome y cliquear en “Google Chrome Web Store” a la izquierda. Después, ir a “Extensiones”.

3. Cliquear en “Buscar extensiones”, las cuales aparecerán ordenadas por categorías. Al pinchar en “instalar” ya forman parte del navegador.

Mozilla Firefox

1. Desde el navegador Mozilla Firefox ir a “Herramientas” y seleccionar la opción “Complementos”.

2. A continuación, se abrirá el “Administrador de complementos”. Una vez allí, cliquear en “Obtener complementos”.

3. Aparecerán las diferentes opciones. Para descargar cualquiera de ellas, seleccionar “Agregar a Firefox”.

Internet Explorer

1. Acceder a “Herramientas”, “Administrar complementos” y seleccionar “Buscar más complementos”.

2. Se abrirá la galería de complementos de Internet Explorer, donde se pueden ver las opciones destacadas y sugerencias.

3. Seleccionar el complemento deseado y hacer clic en “Agregar a Internet Explorer” para descargarlo.


Acerca del autor

Comentarios