Un paso más hacia crear bebés sin enfermedades hereditarias incurables

En EE.UU. crearon embriones con genes de un hombre y dos mujeres, lo que en un futuro podría permitir que los pequeños no nazcan con patologías graves, pero también podría llevar a crear niños “a pedido”
Científicos en Oregón han creado embriones con genes de un hombre y dos mujeres usando una técnica audaz que algún día podría usarse para impedir que los bebés hereden ciertas enfermedades incurables.

Según publicó la semana pasada la revista Nature, los expertos consiguieron sustituir el ADN mitocondrial defectuoso por el genoma mitocondrial libre de mutaciones dañinas de una donante y obtuvieron así un óvulo capaz de producir con normalidad blastocitos (embriones de hasta cinco días de vida) y células madre embrionarias.

El bebé que naciese de este óvulo tendría todos los rasgos genéticos de su madre biológica pero portaría el genoma mitocondrial de la donante y estaría libre de las enfermedades que, de otro modo, le hubiese transmitido su progenitora, según explicó el investigador Shoukhrat Mitalipov en una rueda de prensa.
El bebé que naciese de este óvulo tendría todos los rasgos genéticos de su madre biológica pero portaría el genoma mitocondrial de la donante y estaría libre de las enfermedades que, de otro modo, le hubiese transmitido su progenitora", explicó el investigador Shoukhrat Mitalipov 

Este ADN mitocondrial, localizado fuera del núcleo de las células, se hereda siempre por vía materna y es el responsable de la transmisión de enfermedades genéticas incurables que afectan especialmente a los órganos y tejidos con mayores necesidades energéticas como el cerebro, corazón, páncreas o riñones.

Entre ellas destacan el síndrome MELAS, un trastorno degenerativo que da pie a episodios similares a apoplejías; el síndrome MERF, que provoca ataques epilépticos y atrofia muscular; o la atrofia óptica de Leber, que causa la pérdida casi completa de la visión. En Estados Unidos nacen cada año hasta 4.000 niños con una enfermedad mitocondrial, para los que solo existen tratamientos que alivian los síntomas y retrasan su aparición.

Los investigadores en la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón dijeron que no usan los embriones para producir niños y no está claro cuándo se aplicará la técnica, si es que sucede. No obstante, ya han suscitado un debate sobre sus riesgos y sobre ética en Gran Bretaña, donde un grupo de científicos hizo un trabajo similar hace algunos años.

¿Bebés de menú?


Los experimentos británicos, reportados en 2008, provocaron titulares sobre la posibilidad futura de bebés con tres padres. Pero el ADN de la segunda mujer representa menos del 1% de los genes del embrión y no es del tipo que hace que el bebé se parezca al padre o a la madre. El procedimiento es un modo de reemplazar algunos genes defectuosos que sabotean la operación normal de las células.

El gobierno británico pide comentarios públicos sobre la tecnología antes de decidir si permitir su uso en el futuro. Una preocupación que cita es si dicha alteración del ADN pudiera ser un paso hacia la idea de los “bebés a pedido”, como por ejemplo solicitar una niña delgada de ojos azules o un varón alto de cabello oscuro.

También se han planteado interrogantes sobre la seguridad de la técnica, no solo para el bebé que resulte del óvulo, sino también para sus descendientes.
Laurie Zoloth, experta en bioética en la Universidad Northwestern en Evanston, Illinois, dijo  que los problemas de seguridad podrían no manifestarse durante varias generaciones

En junio, un influyente grupo británico de bioética concluyó que podría ser ético usar la tecnología si se demostrara que es segura y efectiva. Un panel de expertos en Gran Bretaña dijo en 2011 que no había pruebas de que la tecnología fuese insegura pero solicitó más estudios.

Laurie Zoloth, experta en bioética en la Universidad Northwestern en Evanston, Illinois, dijo en una entrevista que los problemas de seguridad podrían no manifestarse durante varias generaciones. Además, manifestó confianza de que Estados Unidos siga el ejemplo británico de sostener una amplia discusión sobre dicha tecnología.

Mientras el tipo de enfermedades que busca combatir pueden ser terribles, “quizás este no sea el mejor método para hacerles frente”, afirmó.

Durante los últimos años, los científicos han reportado que dichos experimentos produjeron monos saludables y que las pruebas en los óvulos humanos mostraban resultados alentadores. Los científicos de Oregón reportaron el miércoles que han producido aproximadamente una docena de embriones humanos y que hallaron que la técnica es altamente efectiva para remplazar ADN.

 


Cifra


4.000 niños nacen por año en Estados Unidos con una enfermedad mitocondrial.


Acerca del autor

Comentarios