Un padre paralítico acompañó a pie a su hija al altar

Chris Palmer cumplió el sueño familiar gracias a un exoesqueleto

Un padre, que fue informado por los médicos en 2012 que no volvería a caminar de nuevo, tuvo la oportunidad de caminar con su hija hasta el altar el día de su boda con la ayuda de un traje biónico.

Se trata de Chris Palmer, de Derby, que fue diagnosticado con una forma agresiva de cáncer hace cuatro años que lo dejó paralizado de la cintura para abajo. Después de una operación, dijo que uno de sus mayores temores era no ser capaz de llevar del brazo a su hija, Heather, por el pasillo en el día de su boda. Pero el año pasado la familia reavivó su esperanza cuando Heather vio un artículo sobre una empresa que fabrica trajes exoesqueléticos que permiten a las personas paralizadas a caminar y estar de pie sin ayuda.

La empresa encargada de producir los trajes, Rex Bionics, estuvo más que complacida de prestarle el traje para ese día tan especial. Un equipo muy costoso, dicho sea de paso, con valores cercanos a los 130.000 dólares. La recién casada declaró a medios internacionales que "hay una gran cantidad de personas que están en la posición de mi padre que no saben que existen este tipo de cosas y quiero que la gente sepa que si han tenido un accidente que cambió su vida o tienen una discapacidad, hay medidas que les permitiría hacer cosas que podría pensar que nunca podría hacer".

La historia de Chris Palmer se suma a la miríada de historias donde la tecnología hace verdaderos milagros para mejorar la calidad de vida de las personas.


Populares de la sección