Un nuevo pariente del sistema solar

Las órbitas de estos planetas se mantienen en un mismo plano y están alineadas con la rotación de la estrella matriz
Un grupo de científicos descubrió un sistema solar distante muy similar al nuestro, en el que las órbitas de todos los planetas conocidos se mantienen en un mismo plano y están alineados con la rotación de la estrella.

En los últimos años, los astrónomos han descubierto una gran cantidad de sistemas solares compuestos por planetas exóticos, como las gigantes “Júpiter calientes”, que orbitan cerca de su estrella matriz, y las rocosas “súper Tierras”, entre una y diez veces del tamaño de nuestro planeta.

Algunos de estos sistemas de exoplanetas fueron descubiertos a través de los movimientos de la estrella, debido a interacciones gravitacionales con los planetas que giran a su alrededor.

Otros delataron su presencia cuando los planetas pasaban regularmente frente a su estrella matriz, o la transitaban, bloqueando temporalmente parte de la luz que recibían los telescopios.

Kepler-30


Este año, usando la información recogida por la nave Kepler de la NASA (la cual está diseñada para monitorear miles de estrellas en busca de pistas de planetas de tránsito), científicos descubrieron tres planetas que circulaban una estrella denominada Kepler-30, similar al Sol en tamaño y masa.

Uno de los planetas, con un diámetro de alrededor de cuatro veces el de la Tierra, orbita la estrella cada 29 días, mientras que los otros dos, cada uno con un diámetro de al menos diez veces el de la Tierra, giran alrededor de Kepler-30 cada 60 días y 143 noches, respectivamente.

Manchada


Un estudio posterior reveló una enorme y oscura mancha estelar en Kepler-30, similar a las manchas solares que se encuentran sobre la cara del Sol.

Rastreando esta mancha, los investigadores determinaron que la estrella rota cada 16 días, más o menos. Esto es cerca de la mitad del tiempo que el Sol necesita para rotar, lo que sugiere que Kepler-30 es una estrella relativamente joven y muy activa y, en parte, ayuda a explicar por qué su mancha es tan grande y persistente, dijo el líder del equipo, Roberto Sanchis-Ojeda, astrofísico del Instituto de Tecnología de Massachussets, en Cambridge.

Ahora, un análisis detallado de las variaciones de luz en los sensores de Kepler durante un período de más de 30 meses, revela que los tres planetas conocidos no solo pasan frente a la estrella, tal como se ve desde la Tierra, sino que pasan repetidamente frente a la mancha oscura de la superficie de Kepler-30.

Planos en línea


Esto revela información crítica a cerca del sistema solar distante, según sugieren Sanchis-Ojeda y sus colegas: las órbitas de los planetas están alineadas con unos pocos grados entre una y otra, y los planos de estas órbitas están estrechamente alineados con el plano de rotación de la estrella matriz. Es una analogía sorprendente con nuestro sistema solar, reportó el equipo en la revista Nature.

“Por primera vez, podemos probar un sistema de planteas que lucen como el nuestro”, dijo Sanchis-Ojeda.
Por primera vez, podemos probar un sistema de planteas que lucen como el nuestro”, dijo Sanchis-Ojeda.

Si bien el sistema de Kepler-30 no es el único que se conoce con planetas orbitándolo en planos estrechamente alineados, es el primero para el que los científicos han determinado el plano en el que rota la estrella matriz.

“Hay relativamente pocos sistemas solares como el nuestro”, dijo Drake Deming, astrónomo de la Universidad de Maryland, en College Park. “Cada vez que encontramos uno más, es un gran adelanto”, agregó.

La técnica


La técnica de análisis utilizada por este equipo podría ser utilizada para encontrar más sistemas solares como el nuestro, contó Deming.

Muchas de las estrellas en el vecindario de la Tierra son estrellas pequeñas llamadas enanas rojas.

Los métodos estandarizados de detección de planetas no funcionan bien con las enanas rojas porque son frías y emiten relativamente poca luz, en su mayoría en ondas de longitud rojas e infrarrojas para las que Kepler y otros sensores de observatorios de planetas, ahora en uso, no son eficientes.
“No entendemos realmente cómo esos sistemas se forman alrededor de estrellas frías", dijo Drake Deming

Pero estas estrellas también soy muy activas y suelen tener grandes manchas estelares, por lo que si alguno de los instrumentos, especialmente diseñados para escanear planetas en tránsito alrededor de estas estrellas fuera enviado al espacio, los resultados podrían arrojar luz sobre cómo pueden ser los sistemas planetarios comunes similares al nuestro.

“No entendemos realmente cómo esos sistemas se forman alrededor de estrellas frías”, dijo Deming.

Acerca del autor

Comentarios