Un nuevo cambio en el mundo de internet

El gobierno de EEUU cedió el poder de supervisión de los nombres y números de internet a Icann, una organización internacional. Pero, ¿por qué es una noticia tan bienvenida por la comunidad de internet?
El 14 de marzo el gobierno estadounidense anunció que transferirá la supervisión de las funciones claves de internet, incluidas las de la Autoridad de Números Asignados en Internet (IANA), a la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (Icann). Se trata de un proceso de transición que acaba de comenzar y que se espera que termine en setiembre de 2015. La noticia fue bienvenida por la comunidad técnica de internet y es un cambio previsto desde 1998, cuando nació Icann, organismo que hasta ahora desempeña las funciones de la IANA por contrato.

En pocas palabras, el cambio significa que dicho gobierno dejará de tener el poder de supervisión que hasta ahora tenía y se lo cede a Icann. Según explicó el CEO del Registro de Direcciones de Internet para Latinoamérica y el Caribe (Lacnic, uno de los organismos de Icann), Raúl Echeberría, la función más importante de la IANA es la administración de la raíz del sistema de nombres de dominios. Hoy en día, cuando alguien quiere cambiar el número de IP del servidor que maneja (por ejemplo el .uy o el .com, o agregar un nuevo dominio), Icann realiza las modificaciones de acuerdo a las políticas establecidas, pero antes necesita la ratificación del gobierno de EEUU. Ya no la precisará.

Bienvenida


Echeberría explicó que, si bien esto encierra un “poder grande”, en realidad “el gobierno estadounidense nunca ha interferido con los sistemas de gobernanza habituales. En cambio, lo que hace es refrendar lo que Icann modifica”. Aun así, la noticia de la transición de funciones ha sido bien recibida, en parte porque “durante años se ha reclamado que el gobierno estadounidense salga de ese rol”, explicó Echeberría, que aclaró que aunque “no hay una relación directa entre las denuncias de espionaje y estos cambios”, sí ha sido un factor de peso. Es que Icann no solo representa a los gobiernos, sino que es multiactor, y de él también participan proveedores de internet, el sector privado y la comunidad tecnológica.

Según el CEO de Lacnic, hay una serie de factores que confluyen y convierten este momento en apropiado. Uno de ellos son las denuncias de espionaje que acusan al gobierno estadounidense, aunque este “no es un elemento determinante”. Otro factor es la maduración y consolidación de los modelos de los sistemas de gobernanza actuales, dijo Echeberría, y añadió que la Declaración de Montevideo, en octubre de 2013, también incidió en este cambio. Firmada en la capital uruguaya, esta fue la primera vez en que hubo una “visión y voz unificada” de la comunidad técnica de internet, que propuso acelerar el proceso de globalización de esas funciones, explicó Echeberría.

El futuro


Según Echeberría, “no hay otra forma de recibir este cambio” que no sea positiva. Lo que se debatirá será, en cambio, qué es lo que hay que hacer. ¿Hay que crear mecanismos nuevos para sustituir el rol del gobierno de EEUU, o mantener los que ya existen? La visión de Lacnic es que “hay que preservar los mecanismos actuales y tratar de introducir los cambios que sean necesarios” para que haya una transparencia “que dé garantías a todo el mundo”, dijo Echebarría. Para el CEO de Lacnic, es muy importante conservar la característica multisectorial y bottom-up del sistema, una estructura de abajo hacia arriba. Esta semana tuvo lugar una reunión de Icann en Singapur, donde se debatieron estos temas.

Acerca del autor

Comentarios