Un mundo sin globos de helio

El elemento que se usa para inflar globos infantiles es el mismo con el que se enfrían los escáneres para hacer tomografías. Al ser un recurso finito, los académicos llaman a cuidarlo
El helio con que se llenan los atractivos globos para niños y fiestas se extrae del suelo, donde se encuentra acumulado. Sin embargo, es un recurso finito, por lo que expertos han llamado a cuidarlo. Según estiman, será cuestión de unos 30 a 50 años para que la Tierra se quede sin helio y no es precisamente una mala noticia solo para la industria de las fiestas.

De hecho, este elemento es esencial para la actividad médica, ya que es el que permite la resonancia magnética. Es el helio el que se encarga de enfriar los escáneres de los equipos que las realizan y sin él simplemente no se podría llevar a cabo un diagnóstico del interior del cuerpo como este.

Además, el helio se emplea para limpiar los motores de los cohetes en el programa espacial.

Cuidado


Por eso la advertencia de Tom Welton, un profesor de química sustentable de la Universidad Imperial, en Londres. Según él, existe una escasez global de helio, lo que significa que debe usarse con más cuidado.

Según dijo Welton a Radio 4 de BBC, esto no significa que el helio dejará de existir en el mundo a partir de mañana. No obstante, de aquí a unos 50 años podría haber “serios problemas” si no se hace algo al respecto en el corto plazo.

“Cuando ves que literalmente estamos dejando flotar el helio en el aire, y luego dentro de esos globos de helio, es simplemente muy frustrante. Es absolutamente el uso equivocado” de este elemento, dijo el profesor.

Más demanda, menos helio


El helio se extrae a partir de la minería, como un producto de la extracción de gas natural. Sin embargo, la demanda sobre este recurso finito ha crecido, lo que restringe las provisiones, explica BBC.

Según el director ejecutivo de la Asociación Británica de Aire Comprimido, Doug Thornton, “existe una actual escasez que ha llevado a una suba en los precios durante dos años”. No obstante, dijo al mismo medio que la organización espera que los precios vuelvan a caer, ya que se han encontrado nuevos yacimientos en lugares como Rusia. Aún así, “no hay muchas alternativas en términos de sustitutos”, aclaró Thornton.

Además, aclaró que su sector no está quitando helio a los propósitos de la medicina, ya que el helio que usan “no es puro”: es una mezcla de gas reciclado de la industria médica y aire. “Por esa razón es que les llamamos globos de gas y no de helio”.

 

Acerca del autor

Comentarios