Un móvil potente con precio leve

Xiaomi desembarcó en Uruguay con el Redmi Note 3: diseño y funcionalidad de alta gama a US$ 280. Pase y vea
Que tenga buena cámara. Que tenga amplio espacio de almacenamiento. Que tenga buen diseño. Que sea rápido. Ah... y que tenga lector de huella dactilar.

Si alguien enumera todas estas características técnicas a la hora de elegir su nuevo smartphone, la ecuación suele ser siempre la misma: no importa qué marca elija, seguramente deberá pagar un precio que supere largamente los US$ 700.

Pero la "ecuación" comienza a cambiar, incluso en Uruguay. De hecho, comenzó a modificarse con la expansión mundial de celulares fabricados por marcas chinas de calidad, que prometen funciones y diseño de alta gama a precios mucho menores. En Uruguay uno de los recién llegados en este campo es Xiaomi, con su modelo Redmi Note 3, una phablet que ofrece una serie de funciones poderosas empaquetadas en un diseño minimalista en el que predomina el metal de su carcasa, líneas puras y un rendimiento superior para los US$ 280 que vale este celular.

Xiaomi es una marca china que fundamentalmente fabrica smartphones –aunque no solamente– que nació en 2010. En seis años pasó de startup a gigante y ahora es líder en el mercado móvil en China, además de ser un poderoso competidor en otros países asiáticos. Algunos analistas la han bautizado "la Apple de China".

Redmi Note 3

A Uruguay llega uno de los modelos que integran la línea "media" de Xiaomi: el Redmi Note 3. Este está construido en buena parte de metal –una evolución radical del plástico que envolvía versiones anteriores de este modelo– con un diseño de líneas clásicas. Así consigue generar una sensación de solidez y durabilidad que, en el uso diario, no suma peso. De hecho, esta phablet de tamaño considerable (5,5 pulgadas) y con sus 164 gramos, se siente muy liviana incluso luego de un rato de sostenerla. En la columna del debe que comparte con la mayoría de su competencia está que el metal de la parte trasera tiende a recalentarse luego de un uso prolongado.

Huellas avanzadas

El detector de huellas digitales para destrabar el celular, una tecnología todavía acotada en la mayoría de los casos a celulares de alta gama, es una de las estrellas del Redmi Note 3. A diferencia de Apple y Samsung, por ejemplo, pero al igual que algunos modelos de LG, en este caso el detector no se ubica en la parte frontal del aparato (donde suele estar el botón de inicio) sino atrás, por debajo del lente de la cámara de fotos, otra "joyita" en sí misma.

El detector funciona a la perfección y es una incorporación premium para un teléfono con un precio inesperado para estos "lujos". Su ubicación hace que el uso de esta herramienta sea incluso más intuitivo, porque cada vez que se toma un celular el dedo índice suele apoyarse sobre la parte trasera, exactamente en el punto en el que Xiaomi –no por casualidad– decidió ubicar su detector. En el único momento en el que no resulta tan práctico es cuando el smartphone se ubica sobre una superficie con la pantalla hacia arriba. En ese caso gana la ubicación frontal. En cuanto a rapidez de reacción, el tiempo publicitado por la empresa (0,3 segundos) es real.

Lector de huellas, Redmi Note 3


El dragón

Otras de las ventajas competitivas de este celular es su procesador, el avanzado Snapdragon 650 de Qualcomm. Para los neófitos en estos temas, lo que equivale al 99% de los seres humanos (y me incluyo), lo que realmente importa es cuánto incide el procesador en el funcionamiento de un celular. Es decir, qué tan rápido permite abrir una app, correr un juego, cambiar de una aplicación a otra o hacer cualquier otra tarea sin trancazos. En la prueba del Redmi Note 3, el Snapdragon responde sin frenos a la hora de ver un video en Netflix o jugar un juego multimedia. En el encendido no se nota la misma agilidad, pero esto también puede ser consecuencia del sistema de personalización que Xiaomi utiliza en sus celulares, algo así como una segunda capa que va por arriba del sistema operativo Android (usa la versión Lollipop).

Esta capa, llamada MIUI y que en este celular va por su versión 7, tiene de hecho muchas similitudes con el iOS, el sistema operativo de Apple, al punto que llega a eliminar el famoso "cajón de apps" de Android para ubicar todas las aplicaciones en la pantalla del celular. También es posible crear carpetas, arrastrando una app sobre otra para así generar una mejor organización de las apps instaladas.

Otra de las diferencias del MIUI 7.0 con el Android tradicional es la barra de notificaciones que se puede arrastrar desde la parte superior del celular; cuando se realiza este movimiento lo primero que se ven son las notificaciones y luego hay que desplazar el dedo desde la derecha para acceder a la pantalla de ajustes exprés.

Entre las funciones útiles que suma esta "capa" operativa que utiliza Xiaomi en sus smartphones, es muy útil el "modo niño", que permite que los más chicos accedan solo a ciertas aplicaciones ya instaladas.

Otra de las preocupaciones del usuario de smartphones, la duración de la batería, también tiene su consideración en el Redmi Note 3, que viene con una poderosa de 4000mAh. Traducido al idioma de los mortales no informáticos, significa que puede llegar a durar un día si no se usan intensivamente funciones que consumen mucho, tales como la reproducción de videos o juegos multimedia. En la semana que lo probé llegué a 16 horas sin interrupción, con uso mediano de apps y video pero no de llamadas telefónicas.

Diga whiskyyyy

La cámara principal tiene 16 megapíxeles e incluye una serie de "chiches" que no siempre se encuentran en celulares de gama media, entre ellos slow motion y el lente ojo de pez. La calidad de la imagen resultante es buena, aunque tal vez los colores tiendan a suavizarse. La cámara frontal o de selfis tiene 5 megapíxeles y también viene con un juguete incorporado: el modo "belleza", que en este caso encuadra al usuario y sugiere su edad.

La pantalla tiene sus pros y sus contras; entre los primeros se cuenta su tamaño y diseño y una muy decente resolución que permite replicar colores vívidos y realistas, sobre todo a la hora de ver videos. Tiene una resolución de 1.920 por 1.080 y 403 ppi (densidad en píxeles); si lo quiere comparar con el iPhone 6s o el Samsung Galaxy S7, el primero viene con una pantalla con resolución 1.334 por 750 píxeles (326 ppi) y el segundo 1.440 x 2.560 pixeles (577 ppi). De nuevo, la diferencia de precios es abismal y de hecho no deberían compararse rangos diferentes de smartphones.

Prueba del Gorilla Glass en el Redmi Note 3

En la comparación hay que recordar que son pocos los celulares de precios medianos que incluyen una pantalla full HD. El Redmi Note 3, además, está preparado para que si el sol da directamente sobre su pantalla se pueda ver bien, además de un modo lectura que se activa desde "Ajustes" y que baja la intensidad del brillo de la pantalla en todo el celular o al ingresar a ciertas apps.

El cristal que conforma esta pantalla no es el famoso Gorilla Glass de Corning, aunque Xiaomi asegura que está construido con un material de tal solidez que incluso soporta que un auto lo pase por arriba. Para este review no realicé esa prueba (!) pero una simple búsqueda en YouTube le permitirá ver cómo torturan a uno de estos celulares con una aguja puntiaguda, con el filo de una tijera y con otra serie de objetos peligrosos para las pantallas de celulares. Si quiere ver la parte del auto busque The Ultimate Redmi Note 3 Glass Test. Ver para creer. Si necesita probar para creer, corra el riesgo usted solito.


Dual SIM y más espacio

En cuanto a almacenamiento –otro de los puntos críticos para los usuarios que todavía no confían demasiado en los servicios en la nube–, este smartphone viene con 16 GB pero permite agregar una tarjeta de memoria micro SD que expande el espacio para guardar archivos de todo tipo en hasta 128 GB.

En este punto se genera una decisión importante, porque el usuario puede decidir tener más almacenamiento en su celular o utilizar la bandeja para dos chips, uno nano y otro micro, una solución muy valorada sobre todo por los viajeros pero también por quienes tienen dos números de teléfono (uno personal y uno de trabajo, por ejemplo).

Una opción anula a la otra: o se elige usar una tarjeta micro SD (que se instala en el slot dedicado al chip nano) o se decide utilizar el sistema dual SIM.

Características Sistema operativo: Android 5.0 Lollipop con MIUI 7 2GB RAM Procesador Snapdragon 650 16GB de almacenamiento Pantalla de 5,5 pulgadas full-HD (1920x1080, 403ppi) Bluetooth 4.1 Dual-SIM Detector de huellas (0.3s) Cámaras: 16 megapíxeles la trasera y 5 la frontal Batería de 4000mAh no extraíble Dimensiones: 150x76x8,65mm Peso: 164 gramos



Populares de la sección

Acerca del autor