Un método chileno para curar heridas

Investigadores de Chile desarrollaron injertos artificiales biocompatibles creados a partir de células madre, una solución más eficaz para tratar lesiones de piel como quemaduras graves
Un equipo de investigadores de dos universidades chilenas y del Instituto de Seguridad del Trabajo (IST), utilizaron células madre para crear injertos artificiales, una solución que resulta más eficaz que otras para tratar lesiones de piel.

"El procedimiento consiste en obtener células madre adultas de la piel durante el aseo quirúrgico del paciente: se toma un trozo de la piel y se hace un cultivo en un ambiente en donde se produce una proliferación de células", explicó el jueves el director médico del Hospital Clínico IST Viña del Mar, Víctor Nivocani.

Una vez gestados en una matriz de polímero durante 3 o 5 días, los injertos sintéticos se incorporan a la piel del paciente, una técnica con la que se evita infecciones o pérdida de líquido, "muy importante en las primeras horas de evolución del paciente", matizó el doctor.
Se toma un trozo de la piel y se hace un cultivo en un ambiente en donde se produce una proliferación de células", explicó Nivocani

La idea nació en la Universidad Técnica Federico Santa María y la Universidad de Valparaíso, pero el IST está realizando los ensayos clínicos de este implante bautizado Inbioderm +C.

Hasta ahora los hospitales utilizaban injertos del mismo paciente de alguna zona de la piel que estuviera en buenas condiciones "pero el problema es que algunas veces hay muchas alteraciones en los grandes quemados o están en situaciones en donde no es posible obtener esa piel", aclaró Nivocani.

Las quemaduras cercanas a alguna articulación son especialmente complicadas puesto que el proceso de cicatrización puede limitar la movilidad de algunas extremidades.

Cicatrizar


Esta técnica se ha utilizado en pacientes con "cicatrices queloideas": "Hacen no funcionar una extremidad porque quedan en una zona de fricción. Lo que hemos hecho es resecar esa cicatriz y colocar los implantes de piel", contó el doctor.

Este nuevo método, que acorta el tiempo de la regeneración y cicatrización en un 50%, ha sido testado en 86 pacientes en Chile y, aunque aún no se ha internacionalizado, Nivocani adelanta que la Universidad de Stanford se ha interesado por la investigación.

El implante Inbioderm +C recibió el Premio Nacional a la Innovación en Chile el pasado 24 de octubre, un galardón que distinguió a 14 proyectos de todo el país de entre los 248 que se presentaron.

Acerca del autor

Comentarios