Un imponente antepasado de la jirafa

Tenía extraños cuernos aplanados en la cabeza, además de patas y cuello más cortos

Un viejo antepasado de la jirafa tenía extraños cuernos aplanados en la cabeza, además de patas y cuello más cortos, según un estudio que publica este miércoles la revista Biology Letters de la Royal Society británica.

Este animal llamado Sivatherium vivió hace más de un millón de años en África y Asia.

Cuando se descubrieron estos vestigios en India en los años 1830, los paleontólogos pensaron que se trataba de fósiles de renos aunque del tamaño de un elefante.

Investigadores del Royal Veterinary College de Hertfordshire, en Inglaterra, y de la Universidad de Liverpool, realizaron una reconstrucción en 3D del esqueleto de Sivatherium, antes de estimar su peso.

"Hemos reconstituido el esqueleto utilizando 26 huesos fósiles de Sivatheriums, lo cual nos permitió recomponer la cabeza, cuello y patas", explicó a la AFP Chrisopher Basu del Royal Veterinary College. "Nos faltan las costillas, la espalda y las caderas", añadió.

Finalmente, el Sivatherium no tenía el tamaño de un elefante pero pertenecía a la familia de las jirafas. ¡Tal vez incluso haya sido el mamífero rumiante más grande de todos los tiempos!, se entusiasmó.

"El animal que hemos reconstituido mide 1,8 metros a nivel de los hombros", precisa Chrisopher Basu. "Pensamos sin embargo que los machos eran más grandes, pero no sabemos hasta qué punto".

"Era un animal pesado con patas cortas y cuatro cuernos en la cabeza", describe el científico.

Dos enormes cuernos de por lo menos 70 cm de largo coronaban la cabeza del animal, parecidos a los de los renos. Otros dos, más pequeños y puntiagudos, se encontraban a nivel de los ojos. "Era probablemente un animal impresionante", comenta Christopher Basu.


Fuente: AFP