Un huracán de más de 2.000 kilómetros de diámetro

No está en la Tierra sino en Saturno: el impresionante fenómeno natural se desarrolla en el Polo Norte de ese planeta y podría ayudar a entender más a este tipo de tormentas
La sonda espacial Cassini de la NASA captó impresionantes imágenes de un gigantesco huracán en el Polo Norte de Saturno.

El ojo del ciclón tiene dimensiones enormes: 2.011 kilómetros de diámetro, 20 veces más grande que el vórtice de cualquier huracán en la Tierra.

Además gira a una velocidad inédita para estos fenómenos en nuestro planeta, ya que las nubes en el borde exterior de la tormenta alcanzan los 531 kilómetros por hora, según logró captar la sonda, que partió al espacio en 1997 desde Cabo Cañaveral y llegó en 2004 a Saturno.

El huracán se encuentra estático en el Polo Norte de Saturno y depende del vapor de agua para su rotación.

Se cree que el fenóneno ha estado presente durante años en esa región de Saturno. Cassini tuvo hasta hace poco la oportunidad de observar el remolino con luz visible.

Los científicos expresaron confianza en que el estudio de esta tormenta gigantesca en Saturno les permita aprender más sobre los huracanes en la Tierra.

Acerca del autor

Comentarios