Un grupo de niños le dirán adiós a las últimas tortugas

Luna, Lucas, Ramón, Aleteo y Flora son animales encontrados en mal estado entre Piriápolis y Punta del Este. La ONG Karumbé las curó, ayudó a recuperarse y este sábado volverán a las aguas, ante la tierna despedida de preescolares de 5 años
Desde julio de este año, la ONG  uruguaya Karumbé, que se dedica a la conservación de tortugas marinas, ha encontrado alrededor de 30 ejemplares afectados por hipotermia y la Rapana venosa, un caracol que se adhiere al caparazón del animal y puede causarle la muerte. De ellas, 15 murieron y otras diez fueron liberadas hace poco tiempo. Luna, Lucas, Ramón, Aleteo y Flora, los últimos cinco ejemplares de tortugas verde que quedaron recuperándose en las instalaciones, van a volver al mar este sábado.

Niños de 5 años que estudian en el Colegio Santa Elena de Lagomar van a ser quienes liberen a estas tortugas marinas a partir de las 10:20 de la mañana en la Playa del Buceo, frente a la intersección entre la Rambla República de Chile y Francisco Solano López. Realizarán una jornada de limpieza de costas, juegos y después las dejarán ir.

Los niños visitaron la ONG, que tiene instalaciones dentro del Zoológico Municipal de Montevideo, y las apadrinaron. Así, vieron cómo era el proceso de curación, cómo los veterinarios las medían y les pasaban suero, y algunos de los pequeños alumnos incluso ayudaron a limpiarlas. La actividad es parte del programa Aula Tortuguera, que busca educar y atraer la atención de los estudiantes hacia el cuidado y la preservación de las tortugas marinas, según describe el sitio web de Karumbé.

Tortugas bajo amenaza


Las principales amenazas para la vida de las tortugas marinas son la actividad pesquera, la ingesta de plástico y desechos en el océano, así como la mencionada Rapana venosa. Se trata de una especie de caracol originario de Asia que, al adherirse al caparazón de los quelonios, se convierte en una "mochila indeseada", capaz de impedirles nadar e incluso puede darlos vuelta, a causa de su peso.

Un estudio realizado por investigadores de Karumbé durante 12 años (desde 1999 hasta 2010) registró 1.107 animales varados en playas uruguayas durante el período, con una media de entre 20 y 160 por año. Las especies que se encontraron fueron cinco: la verde (Chelonia mydas), la cabezona (Caretta caretta), la siete quillas (Dermochelys coriacea), la olivácea (Lepidochelys olivacea) y la carey (Eretmochelys imbricata). Todas ellas están en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), catalogadas como vulnerables o en peligro de extinción.

Atención en las costas


Con el calor de los últimos días, el agua del océano se calentó y las tortugas despertaron más temprano de su hibernación, por lo que ya están apareciendo varias en las costas uruguayas, explicó Alejandro Fallabrino, investigador de Karumbé. En esta época y durante noviembre puede ser común encontrarlas en las desembocaduras de ríos y arroyos, ya que su temperatura es mayor a la del océano y por eso estos animales se mueven para calentarse y conseguir alimentos. Uno de estos lugares es la desembocadura del arroyo Valizas, en Rocha, dijo Fallabrino.

Aunque la presencia de tortugas es para el investigador una "buena noticia", también aclaró que habrá que tener precaución ya que en las desembocaduras es donde los pescadores suelen poner sus redes, en las que muchas veces las tortugas quedan atrapadas y mueren.

Los cinco ejemplares de tortuga verde que se liberarán este sábado fueron encontradas por pescadores y vecinos entre las costas de Piriápolis y Punta del Este. Sin su colaboración, habría sido imposible el trabajo de Karumbé para recuperarlas, agregó Fallabrino. El rol activo de los pobladores de las costas es esencial para ayudar a las tortugas, por lo que enfatizó que es importante que la gente esté atenta durante la temporada.

Entre el 15 de diciembre y la Semana de Turismo, Karumbé abrirá su sede en La Coronilla. Quienes encuentren tortugas en peligro, pueden llevarlas allí o contactarse con la ONG para recibir asesoramiento de qué hacer.

 


Para colaborar


La ONG se financia con donaciones. De momento, contó Fallabrino, solo tienen la colaboración de ANCAP, que les brinda el combustible para trasladarse de un lugar a otro en busca de tortugas que necesiten ser rescatadas, al igual que sus medicamentos. Es por esto que este sábado la ONG tendrá una "Tortutienda" en la que venderán algunos productos con los que se podrá colaborar para la rehabilitación de estos animales.


Comentarios