Un documental protagonizado por la Tierra

A Beautiful Planet fue filmado con cámaras IMAX operadas por los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional

En setiembre de 2014, cinco astronautas comenzaron a grabar la Tierra desde su lugar privilegiado: a unos 400 kilómetros del planeta. Barry Wilmore, Terry Virts, Kjell Lindgren, Kimiya Yui y –el más mediático– Scott Kelly, que recientemente regresó de la Estación Espacial Internacional (EEI) tras pasar 340 días en el espacio, usaron cámaras digitales de Canon y cámaras GoPro que les envió la NASA en la nave Dragón de SpaceX. El resultado es A Beautiful Planet, un documental producido con tecnología IMAX

Escenas con tormentas, auroras boreales, iluminación terrestre de las principales ciudades del mundo (Corea del Sur es uno de los puntos más brillantes de la Tierra en la noche pero la bordea una oscuridad casi completa en la frontera con Corea del Norte), pueden ser observadas en el documental desde una perspectiva única. En entrevista para el sitio web CNET, Lindgren comentó que es impactante la huella que ha dejado el paso del ser humano en la Tierra, ya que por los efectos de la contaminación "es imposible ver a algunas ciudades allá abajo". Pero también se ve el día a día de los astronautas (cambios en la tripulación, hora de ejercicio, duchas e intentos por mantener un sentido de normalidad en un entorno sin gravedad) y grandes momentos de su estadía como, por ejemplo, la primera lechuga que creció en el espacio.

"Cuando se mira por la ventana de una nave espacial, a pesar de que estás fuera del planeta – lo cual ya es bastante sorprendente– se sigue viendo el marco de la ventana. Lo que hace IMAX es poner tu cabeza afuera. Es como si colgaras de la ventana de la nave y observaras pasar a la Tierra", relató al sitio Space.com la astronauta Marsha Ivins, quien entró a sus colegas para filmar en condiciones de microgravedad. Ella lo hizo en sus cinco estadías en el transbordador espacial.

A Beutiful Planet

La mayor parte de la filmación retrata los fines de semana y el tiempo de ocio, sin ningún guión. El filme fue dirigido por Toni Myers, quien anteriormente realizó Hubble 3D (2010), que narra la última misión de la NASA al telescopio para su reparación. En esa ocasión, Leonardo DiCaprio prestó su voz para narrar el filme; ahora lo hace Jennifer Lawrence.

La historia de la película se desarrolla en 45 minutos, suficientes para mostrar el minúsculo lugar que ocupa la Tierra en el universo. Pero también para lanzar un fuerte mensaje: los recursos naturales son limitados. Se muestra cómo ha cambiado la cuenca del río Colorado, los estragos de las sequías en California y cómo ha reducido la selva amazónica. En muchos sentidos, A Beautiful Planet es una llamada a las armas para la próxima generación de ambientalistas.

Ver la Tierra desde la EEI "es una especie de realización profunda que realmente no se llega a experimentar cuando uno está en el planeta", dijo Lindgren. Y añadió: "Allí miras hacia arriba en el cielo azul, y es precioso, pero cuando uno mira hacia la Tierra se ve que es única y frágil".


Populares de la sección