Un día para ser héroe

El jueves es el Día Mundial del Donante de Sangre, una excusa perfecta para tomarse el tiempo de salvar vidas
No es necesario poder volar, ni tener una fuerza desmedida o vista biónica para salvar una vida. Esa es la idea que refuerza el lema de este año del Día Mundial del Donante de Sangre: “Cada donante es un héroe”.

Con una jornada de donación en el Banco de Sangre del Hospital de Clínicas de 8 a 18 horas, hoy se celebra en Uruguay esta actividad mundial promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Sin dejar de reconocer a los héroes silenciosos y anónimos que, cada día, ayudan a salvar tantas vidas gracias a sus donaciones de sangre, el tema también anima vivamente a más personas a donar sangre de forma voluntaria y con regularidad en todo el mundo”, informa la OMS.

Según la OMS, de los 80 países del mundo con un bajo índice de donaciones de sangre (menos del 1% de la población), 79 son naciones en desarrollo.

De igual forma, 65% de las donaciones de sangre se hacen en los países desarrollados, que solo representan un 25% de la población mundial.

Como todos los años, se eligió una sede para las celebraciones que, en esta oportunidad, es Seúl, República de Corea. Desde allí, indica la OMS, se buscará demostrar una vez más que “los sistemas y las políticas de salud son eficaces para hacer que las transfusiones sanguíneas resulten seguras y accesibles a la gente en todo el mundo”. Y que todos pueden convertirse en héroes.

 


Tips para el donante


Comida. Cene normalmente la noche anterior, pero no ingiera alcohol. Al levantarse debe tomar líquidos azucarados sin leche, como jugos, licuados y refrescos, e incluso puede beber mate, té y café hasta el momento de la donación.

Sueño. Descanse por lo menos 6 horas la noche anterior.

Personal. Concurra con la cédula de identidad. Debe tener entre 18 y 65 años, y pesar más de 50 kg. Es necesario que hayan pasado 3 meses desde la última donación.

Salud. Se requiere un buen estado de salud para donar, lo que incluye no estar bajo tratamiento médico ni tomar medicamentos, no tener fiebre ni resfrío o tener sospechas de haber estado expuesto a los virus de la hepatitis y/o VIH.


Comentarios