Un detector de concusiones dentro del auto

Un adolescente de 16 años creó un prototipo que analiza el movimiento de la cabeza del conductor o pasajero de un vehículo y puede ayudar a los servicios de emergencia a brindar ayuda adecuada


La forma y la velocidad en que la cabeza de una persona de mueve en un accidente de tránsito puede salvarle la vida. No por el golpe en sí, sino porque, de tener instalado el detector desarrollado por Justin Krell, de 16 años, los rescatistas que acudan a la escena podrán saber si esa persona necesita resonancia magnética o si tiene que ir directamente a la sala de cirugía del hospital.

HardHit, como Krell bautizó al prototipo, se basa en una tecnología que emplea un sensor de proximidad infrarroja, un microcontrolador y un acelerómetro, según informó el sitio Mashable. A su vez, el sistema realiza una cierta lectura del evento y procesa la información a través de una ecuación matemática.
Es tan interesante poder ayudar a la gente y hacer del mundo uno mejor, incluso si es a través de un invento a la vez; solo para salvar a una persona, dijo Krell, de 16 años

En definitiva lo que HardHit hace es calcular los niveles de fuerza que el pasajero experimenta en el choque y compararlos con aquellos niveles que podrían causar concusiones y otras lesiones traumáticas en el cerebro.

A su vez, Krell explicó a Mashable que el detector no toca al pasajero o conductor de forma directa, ya que se coloca en una abertura de la cabecera del asiento.

En el prototipo actual, que el joven presentó esta semana en la Feria Internacionales de Intel de Ciencia e Ingeniería, en Phoenix, la información procesada va directo a una tarjeta MicroSD, que los servicios de emergencia pueden analizar para alertar a los médicos.

En el futuro, el adolescente espera que los datos puedan enviarse vía SMS a quienes socorran primero a las personas accidentadas. Otras mejoras incluirán, por ejemplo, ajustar el detector a cada individuo, según los riesgos que tenga esa persona de tener una concusión.

"Es tan interesante poder ayudar a la gente y hacer del mundo un lugar mejor, incluso si es a través de un invento a la vez, solo para salvar a una persona", dijo el adolescente, que además de querer ayudar a la sociedad participa por varios miles de dólares como concursante de la feria de Intel.

Acerca del autor

Comentarios