Un corpiño para detectar el cáncer

En el Mes Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama, la firma First Warning Systems presentó una original forma de prevenir esta enfermedad: un sutién que promete un diagnóstico temprano


Con 25 años, Nedra Lindsay creía que no era necesario preocuparse por esas cosas. Aun así, decidió participar de la primera prueba del corpiño de First Warnigng Systems, que daba sus primeros pasos para convertirse en un sistema efectivo de detección de células cancerígenas. Nedra usó el sutién deportivo durante 12 horas. El resultado fue positivo.

Mamografías y resonancia magnética confirmaron el diagnóstico; también tres expertos en el tema. Efectivamente, Nedra se encontraba en la primera fase del cáncer de mama, y no era un fenómeno extraño. Por el contrario, cerca del 11% de las mujeres menores de 44 años son diagnosticadas con esta enfermedad, que es mucho más difícil de detectar en jóvenes, ya que a esa edad la mamografía se considera inefectiva.

La historia de Nedra, quien logró tratarse a tiempo y sobrevivir, es una de las banderas de First Warnigng Systems, la firma que desarrolló el corpiño luego de 20 años de investigación en el área.

Frío y calor


El corpiño es similar a uno deportivo y se utiliza de la misma forma, solo que cuenta con sensores que se encargan de detectar el calor corporal del tejido mamario, para luego analizar las variaciones de temperatura. Según explicó BBC, los tumores necesitan nutrirse para crecer, y lo hacen desde la propia sangre de la persona. Se forman a medida que  toman más y más células cancerígenas.
Más de un millón de muejres en todo el mundo son diagnosticadas con cáncer de mama cada año. Más de 400 mil morirán como consecuencia de la enfermedad. A su vez, cada mujer tiene 12% de probabilidades de desarrollar cáncer de mama

Debido a que este proceso genera calor, la temperatura podría ser un indicador de la presencia de estas células. En esto se basa el corpiño que, si bien no es el primero en emplear este sistema (termograma), sus desarrolladores garantizan más de 90% de efectividad en los resultados.

La información recogida por los sensores se descarga en la web o dispositivos móviles, donde un "sofisticado algoritmo", según la compañía, se encarga de analizarla. Los resultados posibles son normal, benigno, sospecha de tejido con anomalías, y probable tejido con anomalías.

La detección temprana es fundamental en este tipo de cáncer, uno de los más curables si se encuentra a tiempo. Fue esto lo que dio a Nedra una segunda oportunidad, ya que, según los médicos que consultó entonces, hubieran detectado la enfermedad a los 37 años, y seguramente esta ya se encontrara en una etapa avanzada.

Escépticos


A pesar de que que sus creadores promocionan el corpiño como altamente efectivo, indoloro, no invasivo, barato y conveniente, hay quienes aseguran que el producto dista de ser una solución mágica.

Entre los escépticos se encuentra la doctora Therese Bevers, directora del centro de prevención de cáncer de la Universidad de Texas, quien dijo a BBC que han visto termogramas que diagnostican anomalías; luego realizan mamografías, resonancia magnética y ultrasonido y siguen a esas mujeres, y "nada se desarrolla".

La experta agregó que el sistema "no es perfecto" y que todavía necesita someterse a "más pruebas rigurosas para entender el rol de la temperatura en el chequeo de cáncer".

Por otro lado, tampoco queda claro qué debe hacer un médico con el diagnóstico de un cáncer que todavía no se desarrolló, de un tumor que aún no se formó. La cirugía y la quimioterapia no son viables en esa etapa temprana, ya que su costo y efectos secundarios no se justifican. Pedirles a los pacientes que se hagan chequeos más seguido puede ser una opción; sin embargo, todavía se estaría recurriendo a las formas tradicionales de detección de cáncer, opinó BBC.

Así que, aunque usar un cómodo corpiño sea más reconfortante que someterse a una mamografía, todavía no está claro si el camino más fácil es el más conveniente.

 


Cáncer en números


Octubre es el Mes Internacional de Lucha contra el cáncer de mama que, según cifras del First Warnigng Systems, es diagnosticado en más de un millón de mujeres en todo el mundo cada año. Más de 400 mil morirán como consecuencia de la enfermedad. A su vez, cada mujer tiene 12% de probabilidades de desarrollar cáncer de mama. Una de cada 8 mujeres lo padecerá.

Este es el tipo de cáncer más curable, siempre y cuando sea detectado a tiempo, es decir, en la etapa más temprana de desarrollo. Las posibilidades de sobrevivir en este caso alcanzan el 100%.

En Uruguay, se diagnostican 1.800 casos de cáncer por año, al tiempo que 630 mujeres mueren de esa enfermedad. Se trata del cáncer que provoca mayor mortalidad femenina, por lo que la detección temprana se señala como clave para reducir sus efectos.


Acerca del autor

Comentarios