Un botón para editar los tuits

En 7 años de vida y al margen de otras mejoras, Twitter todavía carece de una función que permita corregir los mensajes erróneos. Las noticias sobre Boston y los últimos casos de cuentas hackeadas son algunas razones para considerarlo
Twitter necesita un botón para editar los tuits. Porque los tuiteros no son infalibles. Porque la información incorrecta puede hacer daño y generar alarma, sobre todo si se expande a la velocidad que las redes sociales permiten. Porque en siete años de vida la red de microblogging ha crecido hasta superar los 200 millones de usuarios, que comparten y reparten mensajes continuamente sin filtro de veracidad alguno, más allá del propio criterio de los seguidores, y seguidores de seguidores.

La idea no es nueva, pero los últimos hechos la han vuelto a poner sobre la mesa. Esta vez es el periodista de Wired, Mat Honan, quien llama la atención sobre la necesidad (o urgencia) de que Twitter incorpore una función de edición de tuits. Según cuenta en una nota publicada el martes, la semana pasada se sumó a los que tuitearon el nombre de un hombre y lo relacionaron con los ataques de Boston, una afirmación que pronto se comprobó falsa, como tantos datos que circularon durante esos días sobre el ataque.

Sin embargo, para ese entonces el mensaje ya había sido visto y retuiteado por tantas personas que solo bastaba arrepentirse. "La semana pasada (cuando tuvo lugar el atentado en Boston, Estados Unidos) Twitter fue una máquina de noticias de último momento", asegura Honan. Añade que así es como será Twitter de ahora en más, debido a su gran escala.

El martes la cuenta de la agencia de noticias AP en inglés fue hackeada. Los responsables del ataque tuitearon desde allí que había habido explosiones en la Casa Blanca y que el presidente Barak Obama estaba herido. Sin antes corroborarlo, cientos de medios y usuarios de Twitter retuitearon el mensaje. La información falsa tuvo repercusiones incluso en Wall Street, donde cundió el pánico. Para frenar (y sobre todo, compensar) este tipo de consecuencias, no basta con borrar el tuit de la discordia, porque "Twitter simplemente sigue su camino".

Una solución


Para el periodista de Wired, hace falta  un botón que funcione como el de "Retuit", por ejemplo. Pero, a diferencia de esa función, un botón de edición debería avisar a los seguidores que cierto tuit fue corregido. Y aún así, eso no aseguraría que aquellos que podrían haber retuiteado el tuit erróneo lo vuelvan a retuitear, por lo que sus seguidores jamás se enterarían de la corrección.

Si la función permitiera señalar los tuits que han sido editados o corregidos, también sería buena idea dar la opción de desplegar el tuit original, dice Honan.  Y debería  existir la posibilidad de avisar a quienes retuitearon el erro, que el tuit ha sido corregido.

Para Honan, esta solución no es perfecta ni la única que se ha propuesto hasta ahora, pero "es una manera, y es posible".

Acerca del autor

Comentarios