Un bosque en el subsuelo de Nueva York

LowLine es el proyecto de un equipo de diseñadores que convertirán una vieja estación subterránea de trolebuses en un espacio verde con tecnología solar


En Nueva York la vía central de ferrocarril se convirtió en un jardín verde de un kilómetro y medio, conocido como High Line. El proyecto fue pionero en el reciclaje de espacios en desuso, potenciales parques urbanos.

También fue musa inspiradora para un grupo de diseñadores que se propusieron un proyecto tal vez más ambicioso: un bosque subterráneo.

En una vieja estación de trolebuses, en las entrañas de la metrópolis, germinará LowLine: un parque vegetal dispuesto como una red que mezclará naturaleza con tecnología de alto nivel.

El sol bajo la tierra


Utilizando tecnología de la NASA, el cofundador y arquitecto líder del proyecto, James Ramsey, inventó el objeto que traerá luz solar bajo la tierra. Se trata de unas 600 piezas de aluminio ensambladas que, por medio de tubos y lentes reflejarán la luz del sol desde el exterior hacia el espacio subterráneo, donde se difuminará.

La tecnología es similar a la que emplea un telescopio que está siendo desarrollado para observar la formación de estrellas bajo condiciones extremas, informa el sitio Fast Co. Design. No obstante, fue adaptada a las necesidades del proyecto, y los elementos se fabricaron en Brooklyn.

“Con la tecnología solar que inventó James, ahora tenemos la chance de hacer uso de un espacio que antes era imposible para los estándares hortícolas”, dijo a Fast Co. Design Misty González, quien dirige el diseño ambiental del LowLine.

Por su parte, Ramsey dijo al diario español El Mundo que la idea surgió cuando un amigo ingeniero le habló de los túneles en desuso que escondían la ciudad neoyorquina: "Hay otros espacios similares, pero ninguno tan amplio como ese túnel", dijo en referencia al lugar elegido para desarrollar Low Line.

El germinador de ideas


La idea estaba plantada, pero necesitaba dinero para crecer. Para eso, el equipo de diseñadores presentaron la campaña de financiación en Kickstarter, un sitio donde emprendedores proponen sus proyectos ante potenciales donadores. Y funcionó.

Actualmente, el proyecto se encuentra en una etapa en que la idea va tomando forma. “Un primer vistazo al futuro subterráneo” es el nombre de la exhibición que, en conjunto con Audi y la Universidad de Columbia, organizaron los diseñadores de LowLine. Con ella buscan demostrar que es posible que lo gris se torne verde, aunque sea a los pies de la ruidosa Nueva York.

 



-

Acerca del autor

Comentarios