Un beso que se inmortalizó a las 17:51

Así fue como tres científicos determinaron la hora del emblemático acercamiento entre un marinero y una enfermera el 14 de agosto de 1945

Es, tal vez, el beso más emblemático en la historia estadounidense: un marinero estadounidense y una enfermera se besaron impulsivamente en Times Square de Nueva York para celebrar la rendición de Japón y el final de la Segunda Guerra Mundial el 14 de agosto de 1945.

Setenta años después, todavía se desconoce la verdadera identidad de los protagonistas. Tres mujeres se identificaron como la chica y tres chicos afirmaron ser el marinero. Lo que dejó de ser un misterio es la hora a la que Alfred Eisenstaedt, fotógrafo de la revista Life, inmortalizó el momento. Científicos de la Universidad de Texas y la Universidad Estatal de Iowa se han basado en la posición del sol para determinar el histórico momento.

El físico Donald Olson, el astrofísico Steven Kawaler y el astrónomo Russel Doescher recrearon una maqueta del Times Square de la época en base a mapas antiguos, fotos aéreas y planos de arquitectura. Así observaron que cada edificio de Manhattan actuó como un reloj de sol, en particular, el edificio de Loew, de Paramount, el Hotel Lincoln y el Times Building. Tras calcular la distancia que había entre los edificios y la longitud exacta de las sombras, se determinó que la icónica fotografía fue tomada a las 17:51 horas. La trayectoria del Sol a través del cielo esa tarde hizo que el disco solar desapareciera detrás del cartel ubicado arriba del hotel Astor.

"Muchas personas han dicho que estaban allí y se identifican en la fotografía", dijo Olson en un artículo publicado en la revista Sky & Telescope. Y agregó: "¿Quién dice la verdad? Todos ellos podrían estar diciendo la verdad acerca de que besaron a alguien (...) Los besos fueron comunes en Times Square ese día. "Pero les puedo decir que puedo descartar a algunas personas por la hora del día (...) Es evidencia astronómica".


En el fondo a la derecha de la foto aparece un reloj. El minutero está bastante claro, pero el ángulo y la manecilla de la hora hicieron imposible la lectura de la hora. El reloj podría estar mostrando un tiempo cerca de las 4:50, 5:50 o 6:50.

Esta no fue la primera vez que Olson diseccionó momentos históricos. Ya había descubierto que Paisaje de la salida de la luna, de Vincen Van Gogh, corresponde a las 21:08 horas, entre otros proyectos similares.