Un asteroide pasó demasiado cerca de la Tierra

Según la NASA, se acercó "peligrosamente" al planeta

El 17 de marzo, el asteroide 2017 EG3 pasó a un poco más de 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Fue observado por primera vez a principios del mes desde el observatorio Mount Lemmon Survey en Arizona.

El objeto volverá a pasar cerca de nuestro planeta el 20 de marzo, aunque ya a una distancia mayor.

Con el objetivo de predecir potenciales colisiones, la NASA monitorea todos los objetos próximos a la Tierra (NEO, por sus siglas en inglés). Si un NEO supera los 100 metros de diámetro y su distancia de la Tierra es menor a 7,5 millones de kilómetros, entonces es considerado un asteroide potencialmente peligroso (PHA, por sus siglas en inglés).

Según señaló Daily Mail, ninguno de los PHAs conocidos actualmente está en curso de colisión con la Tierra. Sin embargo, algunos científicos están preocupados de que esto pueda cambiar en el futuro.