Un artista de laboratorio

En el Acuario de Tokio se expone la obra de Tomita Iori: animales a los que removió la piel y escamas para convertirlos en obras de arte


Arte y ciencia se conjugan en la exposición del artista japonés Tomita Iori, que emplea un método científico para dar luz a sus creaciones.

Iori es expescador y graduado en Ciencias Pesqueras de la Universidad de Kitasato y utiliza una enzima junto a otras sustancias químicas para separar las proteínas de los animales. Así, logra hacerlos translúcidos.

En otras palabras, Iori remueve la piel y escamas de distintas especies de animales conservados en el laboratorio con formaldehído, un compuesto químico altamente inflamable.

El proceso, que se completa en un tiempo de entre cinco y doce meses, permite el estudio de esqueletos de animales, por lo que los especialistas ven en la obra del japonés un valor científico además del estético.

El artista solo procesa animales que le facilitan pescadores o que fueron encontrados muertos por causas naturales.

Según explicó, la creación de transparencias "que hagan que la gente se sienta más cerca de las maravillas de la vida" es el objetivo de su obra.

Acerca del autor

Comentarios