UE amplía acusación a Google por violar normas de competencia

Bruselas tiene bajo la lupa las prácticas publicitarias y otros servicios

La Comisión Europea lanzó el jueves una nueva ofensiva contra el gigante estadounidense Google, al que acusa de abuso de posición dominante.

El ejecutivo europeo envió a Google dos "pliegos de cargos" por prácticas contrarias a la competencia, una sobre sus prácticas publicitarias y otra sobre su servicio para comparar precios.

En el primer caso, la Comisión informó a Google "de su conclusión preliminar según la cual la empresa abusó de su posición dominante al limitar artificialmente la posibilidad de que otras páginas web puedan desplegar publicidad de competidores de Google".

En el segundo caso, "reforzó (...) su conclusión preliminar en la que estima que Google abusó de su posición dominante al favorecer sistemáticamente su servicio para comparar precios en sus páginas de resultados".

Este es un cargo adicional al ya presentado en abril de 2015 sobre el mismo tema.

"Si nuestras investigaciones concluyen que Google viola las reglas de la UE sobre las prácticas contrarias a la competencia, la Comisión tiene el deber de actuar para proteger a los consumidores europeos y el ejercicio de la competencia justa en los mercados europeos", declaró la Comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en una rueda de prensa en Bruselas.

"Google y su matriz Alphabet tienen diez semanas para responder al pliego de cargos", apuntó el ejecutivo de la UE.

"Creemos que nuestras innovaciones y mejoras de los productos han ofrecido más opciones a los consumidores europeos y estimulado la competencia. Vamos a examinar las nuevas notas de la Comisión y dar una respuesta detallada en las próximas semanas", dijo Google a la AFP.

Tres investigaciones

Con esta nueva ofensiva, Google es ahora blanco de tres investigaciones de la UE por abuso de posición dominante.

En abril, la UE acusó a la multinacional de "abusar de su posición dominante" en el mercado de los dispositivos móviles con su sistema operativo Android, que controla más del 80% del mercado mundial.

Según la Comisión, Google "persigue una estrategia" para los dispositivos móviles que apunta a "preservar y reforzar su posición dominante en el sector de las búsquedas generales en internet" imponiendo a los fabricantes de los dispositivos que preinstalen Google Search y el navegador Chrome.

La presunta posición dominante de Google no se limita únicamente a las búsquedas en internet sino que se extiende a los sistemas operativos que necesitan una licencia y también a Google Play Store, el quiosco de venta de aplicaciones de Android.

La Comisión Europea informó el miércoles que había dado a Google un plazo adicional, hasta el 7 de setiembre, para que responda a las acusaciones sobre Android.

La comisaria Vestager se reunió el miércoles en Bruselas con el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, que realizaba una gira por Europa.

Este encuentro se produjo en un contexto de tensión entre Estados Unidos y la Comisión Europea por las investigaciones de la UE sobre las prácticas fiscales de multinacionales que según Washington apuntan "de manera desproporcionada" a las compañías estadounidenses.


Fuente: AFP