Twitter desata polémica por cerrar cuenta que ofendió a actriz

Los críticos denunciaron un ataque a la libertad de expresión

El cierre por parte de Twitter de la cuenta de un editor conservador sospechoso de haber contribuido a una ola de comentarios ofensivos hacia la actriz negra Leslie Jones, generó controversia en Estados Unidos y los críticos denunciaron un ataque a la libertad de expresión.

Conocido por su estilo provocador, el editor británico Milo Yiannopoulos del sitio conservador estadounidense Breitbart vio que su cuenta había sido suspendida el martes, luego de enviar comentarios a la comediante, protagonista de los Cazafantasmas.

Mientras que Leslie Jones se lamentaba por haber recibido mensajes agresivos y hasta racistas desde la salida de la película el viernes, Yiannopoulos la acusó de posicionarse en el lugar de víctima y la trató de analfabeta.

Algunos mensajes de internautas anónimos, aún visibles en Twitter, comparaban a Jones con un mono o hablando como un hombre.

Estos ataques hicieron que Jones anunciara que dejaba Twitter, "entre lágrimas y con el corazón destrozado", según un mensaje publicado el lunes en la red social.

El cierre de la cuenta de Yiannopoulos desató movimientos de protesta y varios "hastags" como #FreeMilo, en apoyo al polémico editor, que está actualmente en Cleveland en la convención republicana.

Esta cancelación "tendrá un rol catalizador y hará reaccionar a las personas", a "votar con los pies y a abandonar las plataformas que no defienden la libertad de expresión", dijo Yiannopoulos, en un breve comunicado a través de una transmisión en su cuenta de Periscope.

"Es un giro para Twitter que viene de declararse enemigo de la libertad de expresión", expresó quien se presenta en su cuenta de Periscope como "el 'troll' más bonito y mejor pagado de internet".

Un "troll" es un internauta que busca incomodar en discusiones en redes sociales o iniciar polémicas.

Plaza del pueblo

"Las personas deben poder expresar sus opiniones y convicciones diversas en Twitter. Pero nadie merece ser el blanco de una agresión en línea", comentó Twitter en un comunicado enviado a la AFP.

Acusado desde hace tiempo de haberse dejado estar en materia de regulación de contenido, Twitter lanzó iniciativas hace varios meses, suspendiendo miles de cuentas vinculadas a yihadistas que incitaban a la violencia.

"Sabemos que muchos consideran que no hicimos lo suficiente para impedir este tipo de comportamiento (el hostigamiento) en Twitter. Estamos de acuerdo", dijo la red social en el mensaje a la AFP.

Igualmente, indicó que en "las próximas semanas" hará anuncios sobre la evolución de su política sobre mensajes agresivos.

"Sé que no será un punto de vista popular, pero no veo que Milo haya dicho cualquier cosa a Leslie Jones que mereciera una suspensión permanente", escribió en Twitter el periodista de la revista Fortune Matthew Ingram.

"Estas plataformas juegan el rol de la antigua plaza del pueblo, de la esfera pública", subrayó en su blog Jillian York, que colabora con la Fundación Electronic Frontier, apuntando a proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos en el actual universo tecnológico.

"Si bien la libertad de expresión no está garantizada jurídicamente en estas plataformas (que son de derecho privado), es imposible ignorar el efecto que los límites a esa libertad pueden hacer en una sociedad", explicó.

Mark Potok, miembro de Southern Poverty Law Center, la organización de defensa de derechos civiles, mencionó en la plataforma comunitaria Reddit, que se había vuelto un "infierno para quienes no tenían odio" antes de la puesta en marcha de las reglas que controlan los mensajes agresivos.

"Si estas organizaciones se jactan de no tolerar discursos agresivos, tienen que aplicar esta regla", afirmó.

Algunos estados estadounidenses, sobre todo Virginia, han adoptado leyes que sancionan los mensajes de odio en las redes sociales, que prevén hasta penas de prisión.


Fuente: AFP