Twitter cumple 10 años

Sigue batallando por generar ingresos a pesar de su estatus de pionero

Tras diez años de existencia, Twitter sigue siendo una "rara avis" en el sector tecnológico que sigue batallando por generar ingresos a pesar de su estatus de pionero y de haber inventado un nuevo y poderoso medio de comunicación.

Desde su lanzamiento hace una década, la red social se convirtió en una herramienta indispensable para periodistas, activistas, celebridades y demás, pero todavía lucha por extenderse más allá de esta esfera de devotos tuiteros.

Sus fans no pueden prescindir de él, pero la empresa californiana ha vivido el hundimiento de su cotización en la Bolsa, la partida de su director ejecutivo y el recorte de su personal.

Algunos analistas estiman que la red social puede tomar finalmente impulso gracias a los candidatos presidenciales estadounidenses, que la utilizan para mantenerse en contacto directo con los electores.

El primero de ellos es el candidato republicano a la Casa Blanca Donald Trump: "Si hay un candidato que vive y respira Twitter, es Donald Trump", dijo a la AFP Trip Chowdhry, analista de Global Equities Research.

"Y miren el resultado: hace ocho semanas, yo habría dicho que los días de Twitter estaban contados, pero ahora no lo diría más", añadió.

Twitter crea reyes

Chowdhry quiso aclarar que de ninguna manera apoya al magnate inmobiliario, pero que ve en Trump un ejemplo de cómo la eficacia de la herramienta queda demostrada para aquéllos que la han adoptado: "Es un negocio que tiene potencial. Twitter crea reyes".

En efecto, los adversarios de Trump pasan mucho más tiempo que él haciendo campaña y el magnate incluso ha faltado a un debate televisivo, pero sus frecuentes diatribas en tiempo real en Twitter le han hecho ganar siete millones de seguidores.

"Estoy casi seguro de que la mayoría de sus seguidores no están en Twitter, pero saben lo que dijo Trump en Twitter", opina Omar Akhtar, otro analista de la firma Altimeter. "La red tiene una vida más allá de su propia plataforma, pero el problema es que no sabe cómo monetizarse".

"Tener éxito en Twitter es un arte y es muy eficaz", estima Chowdhry.

La red social de 320 millones de suscriptores amplifica los mensajes gracias a los usuarios que proporcionan un enorme eco a los tuits, por ejemplo retuiteando. También permite seguir en tiempo real algunos acontecimientos.

Ya pasó lo peor

Y a medida que personalidades influyentes como Trump se vuelven estrellas de Twitter, hay más posibilidades de que sus suscriptores sigan su ejemplo.

"Creo que ya pasó lo peor para Twitter", estima Chowdry.

La red social "revolucionó la manera en que nos comunicamos. Para mí se ha vuelto como la electricidad o el teléfono, es verdaderamente parte de mi vida cotidiana", dice de su lado Omar Akhtar.

Twitter hizo "un gran trabajo" al crear una nueva forma de comunicar, pero ahora parece haberse estancado en lugar de volverse omnipresente", dice opina también Lou Kerner, de Flight Ventures Company.

"Para revivir el interés del público, tendrá que hacer cambios profundos, pero el problema es que no puedes hacer grandes modificaciones sin asumir grandes riesgos", añade.

A principios de este año, Twitter modificó su equipo de gestión. El cofundador Jack Dorsey, echado en 2008, volvió a tomar el puesto de director ejecutivo.

El joven empresario de 39 años estima que algunas de las prioridades de la red social para este año serán volverse más intuitiva y progresar hacia los videos en directo.

Twitter ya hizo algunas modificaciones el mes pasado para destacar los "mejores" tuits, a pesar de algunas protestas. La posibilidad de ampliar el espacio disponible para los comentarios, por ahora limitado a 140 caracteres, también se ha mencionado.


Fuente: AFP