Twitter en contra de la vigilancia de Estados Unidos

La red social demandó al Departamento de Justicia con el fin de lograr el derecho de revelar los alcances del programa de vigilancia gubernamental
Twitter demandó el martes al Departamento de Justicia de Estados Unidos, intensificando su batalla con las agencias federales en momentos en que el autoproclamado paladín de la libertad de expresión en internet busca lograr el derecho de revelar los alcances del programa de vigilancia gubernamental.

La demanda, que dijo Twitter se presenta tras meses de infructuosas negociaciones con el gobierno, marca una escalada en la batalla de pesos pesados de internet por las órdenes gubernamentales de censura sobre la naturaleza y el número de pedidos de información privada de usuarios.

En la demanda, presentada en la Corte de Distrito de California Norte, Twitter dice que las normas actuales le impiden hasta aclarar que no recibió ningún pedido de seguridad nacional por información de los usuarios.

Twitter sostuvo que esas restricciones violan el derecho a la libertad de expresión establecido en la primera enmienda de la Constitución. "Este es un tema importante para cualquiera que crea en una Primera Enmienda fuerte, y esperamos poder compartir nuestro reporte de transparencia entero", dijo Twitter en una publicación en su blog.

Colaborar o no con el espionaje del gobierno


Las empresas de tecnología han buscado aclarar sus relaciones con las agencias estadounidenses de aplicación de la ley y de espionaje tras las revelaciones del ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden sobre el alcance de la vigilancia de Estados Unidos.

La demanda ocurre tras los acuerdos del gobierno con compañías de internet como Google y Microsoft sobre mandatos judiciales que recibieron en relación con tareas de vigilancia. El acuerdo dejó en libertad a las compañías para que divulguen el número de pedidos que recibieron, pero sólo en forma general.

Por ejemplo, una compañía que ofrece servicios de correo electrónico podría decir que recibió entre 0 y 999 pedidos del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera durante un período de seis meses para contenido de correo electrónico perteneciente a alguien fuera de Estados Unidos.

Twitter, que permite a sus 271 millones de usuarios mensuales publicar mensajes de 140 caracteres, ha tradicionalmente desafiado los pedidos de censura de gobiernos.

El Departamento de Justicia respondió a la demanda con un comunicado sobre cómo ha trabajado con otras compañías.

"Este año, el gobierno abordó preocupaciones semejantes en una demanda presentada por varias empresas grandes de tecnología", dijo la portavoz Emily Pierce. "En esa ocasión, las partes trabajaron en colaboración para permitir que las empresas de tecnología brindaran amplia información sobre pedidos del gobierno y al mismo tiempo proteger la seguridad nacional", agregó.

Tras meses de negociación


La demanda de Twitter dice que la compañía discutió el tema con el gobierno durante meses. En una reunión con funcionarios del Departamento de Justicia y el FBI en enero, Twitter argumentó que no debería estar obligado por los límites de divulgación que el gobierno dio a Google y a otras firmas.

La compañía señaló que entregó un borrador de un reporte de transparencia con datos más detallados al FBI en abril, pero que la agencia negó el pedido de la compañía para publicar el borrador cinco meses después.

"Tratamos de alcanzar el nivel de transparencia que merecen nuestros usuarios sin un litigio, pero no conseguimos resultados", dijo Twitter en el blog.

La empresa añadió que está "pidiendo a la corte que declare inconstitucional las restricciones a su capacidad para hablar sobre la vigilancia del gobierno bajo la primera enmienda".

Comentarios