Twitter aprende de los errores de Facebook

Ali Rowghani, ex director de finanzas de Pixar, es el hombre que se encargará de preparar a la empresa del pajarito ante una eventual oferta pública inicial
Ali Rowghani recibió un mensaje de voz de Steve Jobs en su celular un sábado a comienzos de 2010. El cofundador de Apple quería evitar que Rowghani, entonces director de finanzas de Pixar de Walt Disney, dejara la empresa para ocupar ese cargo en Twitter.

Jobs, que también dirigió Pixar antes de venderla a Disney, le hizo varios llamados, así como lo hizo el máximo responsable ejecutivo de Disney, Bob Iger, dijo una persona con conocimiento del tema que pidió no ser identificada porque las conversaciones fueron privadas. Rowghani partió de todos modos.

“Esta compañía ya es famosa en el mundo, está teniendo un impacto enorme y evidentemente ha tocado un punto sensible”, recuerda Rowghani que dijo sobre Twitter en aquel momento. “No creía que fuera a encontrar oportunidades como esa con mucha frecuencia”.
Esta compañía ya es famosa en el mundo, está teniendo un impacto enorme y evidentemente ha tocado un punto sensible”, recuerda Rowghani que dijo sobre Twitter al irse de Pixar

En lo de su nuevo empleador, Rowghani, de 39 años, ha asumido responsabilidades más amplias que el típico director de finanzas, ya que influye en el armado de sociedades y la expansión mundial. Aunque Rowghani también maneja las finanzas, es uno de los asesores más cercanos al máximo responsable ejecutivo, Dick Costolo, y figurará en un lugar más destacado cuando el servicio de microblogging trate de superar a la competencia mientras se encamina a una eventual oferta pública inicial (OPI).

“Ali aportó un magnífico criterio empresarial a la compañía”, dijo Peter Currie, inversor privado que integra el directorio de Twitter. “Tiene un pensamiento amplio. No piensa solo desde el punto de vista de su cargo de director de finanzas”.

Competir contra Google y Facebook


Los ejecutivos no han accedido a hablar de un cronograma para la OPI. Por ahora, la empresa está dedicada a atraer usuarios y encontrar la manera de generar ingresos a partir de anunciantes ansiosos por acceder al público de Twitter de más de 140 millones de personas. La compañía pronostica ventas de US$ 1.000 millones como mínimo en 2014, dijeron en junio dos personas con conocimiento del tema. Ese monto es más del doble de lo que predijo EMarketer en su momento.

Además de ayudar a Twitter a competir con empresas como Facebook y Google, el mayor desafío de Rowghani será conducir a la compañía con sede central en San Francisco hacia la OPI. No ha timoneado una compañía nueva en ese proceso y tiene poca experiencia como director de finanzas de una empresa que cotiza en bolsa.

Twitter probablemente será la mayor compañía de internet de consumo que debute en el mercado desde Facebook, que perdió la mitad de su valor desde el 17 de mayo, cuando salió a bolsa con un precio demasiado alto fijado por su responsable de finanzas, David Ebersman, y sus asesores. Rowghani necesitará fijar el precio de Twitter lo suficientemente alto como para asegurarse el financiamiento que necesita Twitter sin darle una valuación más alta de la que merece.

Nacido en Irán y criado en Dallas, Rowghani fue académico Fulbright y asesor de McKinsey antes de ingresar a la Universidad de Stanford para hacer trabajo de posgrado. Se incorporó a Pixar en 2001.

Comentarios