Tuits que hacen la diferencia

Investigadores de la Universidad de Indiana ponen en tela de juicio el concepto de “influencia” en la era de las redes sociales
Tuitear el mensaje adecuado para las personas correctas puede ser la clave para influir en la red. No importa cuántos seguidores engrosen la lista, lo importante está en las palabras que conforman el mensaje en 140 caracteres.

En la competencia por conseguir una porción más amplia del ecosistema online, la relevancia del mensaje para la conversación que se está desarrollando es lo que garantiza la supervivencia, al menos unos días. La importancia se convierte entonces en el combustible que activa el poder que una persona puede tener en la red.

Por lo menos así lo afirma un grupo de investigadores de la Universidad de Indiana, que analizó 120 millones de retuits conectados a 12,5 millones de usuarios y 1,3 millones de hashtags. El objetivo del estudio Competition among memes in a world with limited attention fue identificar el modelo por el cual la información se mueve en la red social.

La estructura que subyace a las redes sociales, el tamaño de la audiencia, el comportamiento de base de los usuarios y la calidad intrínseca de la información son algunos de los aspectos que la investigación considera.

El mensaje importa


La cantidad de seguidores no refleja la importancia del mensaje. Es la relevancia inmediata de aquello que se dice lo que hace que el mensaje viaje más lejos que otros en la red social, capturando más atención.

Sobrevivir en la web no tiene tanto que ver con quién es el usuario o cuántos contactos tenga. Tampoco se relaciona con el contenido porque una frase fuerte será recordada en la red, pero cuanto más relevante sea para la conversación en la que se inserta, más recordada será.

En el mundo digital los recursos son "limitados", por lo que "solo los que captan suficiente atención logran sobrevivir y replicarse, en una suerte de esquema darwiniano", dijo al periódico mexicano Vanguardia uno de los autores del estudio, Filippo Menczer.

Esto no significa que mensajes que hacen alusión a temas distintos se “bloqueen” entre sí. Los tuits sobre el terremoto de Japón el año pasado o del actual conflicto en Siria no se cancelan mutuamente, sino que sirven para dirigir la atención hacia una audiencia tuitera más amplia.

Como un virus


El paralelismo con el proceso epidémico sirve para explicar el modelo con el que los autores explican el fenómeno. Se trata de “representar la propagación de información como un proceso epidémico, donde la infección se disemina por los nodos que forman la red subyacente”, explica el informe.

Para ilustrarlo, los investigadores graficaron los trending topics (los más comentados) de fines de 2010 y principios de 2011. Así, los tuits sobre el terremoto en Japón, las opiniones sobre el Partido Republicano en Estados Unidos y las revueltas populares en Egipto y Siria, forman redes de información que se diferencian del resto por su densidad y complejidad.

Menczer, explicó que para #Japan se observó una estructura en forma de árbol, “que es típica de la difusión de noticias sobre un evento”. En cambio, “el tópico #Egypt (con una red más densa) se pareció más a un foro de discusión/coordinación con mensajes bidireccionales y más nodos”.

 


La fama en un tuit


¿Qué tienen en común Barak Obama, Lady Gaga y Britney Spears? Son figuras públicas que cuentan con millones de seguidores en Twitter y, sin embargo, el nivel de influencia que tienen sobre los tuiteros es muy distinto, según expertos de la Universidad de Northwestern, Illinois.

Es que en la red social del pajarito no es necesario ser famoso para convertirse en líder de opinión, sino saber jugar según sus propias reglas. De hecho, Lady Gaga es la tuitera con más seguidores (superó los 25 millones), pero según el proyecto Pulse of the twitters de dicha universidad, las personas más influyentes son absolutos desconocidos para el público en general.

Si la premisa es que de 50 millones de tuits la mayoría suele revisar solo 10 o 20, las preguntas deberían ser cuáles merecen la pena ser leídos, cuáles interesan a los expertos en ciertos temas, como política, moda o derecho. Según uno de los impulsores del proyecto, Ramanathan Narayanan, este sitio proporciona las respuestas a estas cuestiones.

Basándose en un algoritmo particular, científicos de esa institución operan desde 2010 Pulse of the twitters, un sitio web que se dedica a jerarquizar a las personas más influyentes por tema y trending topic en Twitter.


Acerca del autor

Comentarios