Tu cara en 3D

La tecnología patentada de la firma Vizago permite hacer reconstrucciones faciales en tres dimensiones a partir de una sola foto y modificar rasgos o cambiar expresiones


El del video es Jay, amigo de los dos jóvenes expertos en ciencia de computación que conforman la compañía europea Vizago. Ellos pueden hacer que Jay ría, se enoje, haga muecas o le crezca la nariz. Incluso son capaces de meterlo en el traje de Napoleón, todo a partir de una sola foto.

Lo que hace el dúo que conforma Vizago, de apenas dos años de existencia, es la reconstrucción facial en 3D, a partir de la cual se pueden manipular expresiones del rostro y modificar su apariencia. Además, los cambios pueden verse en 360º, es decir, desde todos los ángulos posibles.

Según el sitio 3D Geek, la reconstrucción facial en tres dimensiones no es una idea nueva, “pero nunca había sido tan fácil”. Y es que a través de Vizago, verse a uno mismo como un dibujito de Pixar es tan simple como crearse una cuenta, cargar una foto y tener un navegador Chrome o Firefox, ya que solo desde ahí funciona el servicio.

Tecnología patentada


La tecnología que hace posible el arte de Vizago se denomina “Modelo Morfológico Facial” y está patentada por la Universidad de Basel, en Suiza.

Según se explica en el sitio web de la empresa, este software permite crear personajes virtuales sin la necesidad de hardware específico, como escáneres. Así, permite “modificar el avatar automáticamente, de forma intuitiva y realista”.

El programa trabaja con modelos estadísticos de formas y texturas, obtenidos a partir de cientos de escaneos 3D de rostros humanos. Gracias a estos, la computadora aprende cómo la cara humana se moldea realmente y es capaz de reconstruirla en 3D a partir de fotos, explica la web.

¿Cómo luciría?


El usuario puede cambiarse atributos tales como peso y género, entre otros. Además, para aquellos que quieran hacerse un corte de pelo que no les convence o cambiarse el color de tintura, existe la posibilidad de probar varias opciones en el avatar (como el de Jenny, en el video) gracias a las vistas 360º.

Ver cómo quedaría un collar, maquillaje o lentes, también puede hacerse sin ir al espejo en la vida real.

 


La foto ideal


En el sitio de Vizago los fundadores recomiendan emplear una fotografía tipo pasaporte para probar su modelaje en 3D. A su vez, señalan que lo ideal sería que la persona esté mirando directamente a la cámara, con expresión neutra y la boca cerrada. Por último, aconsejan que la resolución de la imagen esté “dentro de los razonable”, enfocada y con luz blanca también neutra. Puede probarse el demo desde aquí.




Acerca del autor

Comentarios