Trump quiere prohibir laptops en vuelos desde Europa: ¿por qué es peligroso?

Reportes de Al Qaeda aseguran que se trabaja en disimular explosivos como piezas de computadora

Primero vinieron por los líquidos. Después fueron los zapatos. Ahora la nueva obsesión para preservar la seguridad de los Estados Unidos es algo, en apariencias, inocuo pero fundamental para quienes viajan por negocios: la computadora.

El antecedente lo sentaron los países de Medio Oriente a principios de este año. El presidente Donald Trump avanzó con una prohibición para limitar el ingreso de ciudadanos de algunos países de Medio Oriente al país. Para los demás de la región, se prohibió el uso de computadoras personales a bordo, un verdadero problema para muchos que viajan con ellas y que las necesitan en destino. Había una salvedad: las computadoras se podían despachar.

Ahora le tocaría el turno a los vuelos proveniente de países europeos. Por el avance del terrorismo en ese continente y algunos tratados que limitan el accionar de fuerzas de seguridad para proteger las fronteras, Estados Unidos está evaluando incluirlos en la lista de regiones que verán restringida su capacidad para llevar una computadora encima en vuelos de línea. Aunque todavía no está confirmado, las aerolíneas europeas ya se están preparando para un posible anuncio de Homeland Security.

Esto podría afectar la frecuencia de vuelos entre ambas regiones. "La demanda de vuelos trasatlanticos podría caer en Estados Unidos y en Europa, especialmente porque muchos no se sentirán seguros de viajar", dice Cecilia Minges, vocera de AirHelp, una compañìa dedicada a reclamos de la industria.

¿De dónde viene el miedo?

Pero, ¿por qué el repentino miedo a las laptops en la cabina del avión? ¿Por qué las limitaciones no aplican a los vuelos en bodega también?

La respuesta es complicada aunque posiblemente devastadora para quienes viajan por trabajo con sus computadoras (no solamente porque las necesitan a bordo para trabajar sino porque, al bajarlas a la bodega, el riesgo de que se rompan es mayor).

En principio, responde a reportes de Al Qaeda que argumentaban estar trabajando en disimular explosivos para que se parezcan a piezas de computadora. El proceso de screening --es decir, en el que se saca la computadora de la mochila y se la pasa por una máquina de rayos X-- no necesariamente sería suficiente para detectar el peligro.

Distinto es el asunto con las valijas que viajan en la bodega, que pasan por un proceso de inspección distinto que sí permite detectar la presencia de ciertos explosivos.

Como muchos ataques terroristas salen de Europa --y con la actual crisis de refugiados impidiendo un claro control de sus fronteras-- la administración Trump está poniendo el ojo en esa región, tratando de mitigar ataques.



Fuente: Infotechnology