Travis Kalanick: políticamente incorrecto

La historia del creador de Uber, el hombre que se enfrenta a las autoridades locales del mundo y espera salirse con la suya
El padre de la startup más polémica de las últimas semanas es Travis Kalanick, cofundador de Uber, un servicio que ofrece transporte privado a través de su aplicación para smartphones. Antes que a sus amigos, se conoce más a sus enemigos: taxistas de todos los continentes, reguladores, rivales y hasta clientes.

Muchos se han visto afectados por este servicio que evade toda reglamentación y propone que las reglas de juego sean la comodidad y la rapidez al costo de las garantías y la seguridad que da la ley. Es que Kalanick y la legalidad no se llevan bien y la historia se remonta a antes de que llevara su modelo de negocios disruptivo a todo el mundo.

Su primer emprendimiento fue Scour.com, una red de intercambio de archivos denunciada por vulnerar derechos de autor que se fundió por enfrentarse a la industria del cine y la música. El segundo intento fue con RedSmoosh, una versión mejorada de Scour que luego vendió por US$?19 millones tras volverse un éxito.

Con el crecimiento de Uber, Kalanick se ganó el puesto 190 entre los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes. Por contraparte, ha recibido críticas por sus declaraciones machistas e incluso se lo ha acusado duramente por las condiciones a las están sometidos los trabajadores de la empresa.

Con los últimos conflictos de Uber el destino de Kalanick podría tomar dos caminos. O se lo recordará como el millonario que cambió el modelo de negocios del transporte de particulares o como el hombre que pasó de tener al mundo en la palma de su mano a perderlo en manos de la ley. Por ahora, habrá que esperar a que el tiempo dictamine su sentencia.

Populares de la sección

Comentarios