Tras la receta mágica

Coca-Cola y Pepsi buscan la forma de hacer refrescos ricos, pero que no tenga edulcorantes artificiales ni deje un sabor extraño en la boca
Coca-Cola y Pepsi buscan una nueva fórmula mágica: un refresco sin calorías, sin endulzantes artificiales y que no deje un sabor extraño en la boca.

Las dos compañías de refrescos más importantes del mundo esperan que ese escurridizo trío de características acalle las críticas de que sus productos son malos para la salud y revierta el declive en el consumo de bebidas gaseosas, pero una fórmula así podría estar aún muy lejana.

Eso se debe a que el ingrediente que hace que un refresco tenga buen sabor es también lo que produce sobrepeso: el jarabe de maíz de alta fructosa. Los edulcorantes artificiales como el aspartame que se utilizan en las bebidas de dieta no tienen calorías, pero son vistos como procesados y falsos.
No puedo decir cuándo va a estar aquí, pero será en un futuro razonable”, dijo Al Carey, quien encabeza la unidad de bebidas para las Américas de PepsiCo

Los edulcorantes naturales que provienen de las plantas presentan la alternativa más prometedora, pero las empresas aún no han descubierto la manera de enmascarar el sabor metálico que dejan en la boca.

A pesar de las complejidades, los fabricantes de refrescos siguen adelante en su búsqueda.

“No puedo decir cuándo va a estar aquí, pero será en un futuro razonable”, dijo Al Carey, quien encabeza la unidad de bebidas para las Américas de PepsiCo, el segundo mayor fabricante de refrescos.

Dos terceras partes de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos y las miradas acusatorias apuntan a los refrescos.

Populares de la sección

Comentarios