Trabajo en equipo a la uruguaya

Kezmo es la nueva aplicación para comunicación de organizaciones y grupos que busca hacerle frente a las apps que ya ganaron terreno en el sector
En un mundo en el que cada vez hay más canales de comunicación, parece que mantenerse comunicado de forma organizada es cada vez más difícil. WhatsApp se posicionó como la vía de comunicación por excelencia, incluso entre miembros de organizaciones, gracias a los grupos de conversación.

El problema de usar la app adquirida por Facebook en 2014 con estos fines está en que la línea entre el trabajo y la vida personal se vuelve borrosa. No solo eso, sino que WhatsApp es un medio que resulta poco confiable para compartir información reservada.

Acá es que entran las apps y los sitios de comunicación de equipos de trabajo, como Slack, Asana o Trello, entre otros. Este nuevo segmento de aplicaciones en auge está orientado a la comunicación de equipos que buscan mucho más que solamente conversar.

Las famosas

Slack se centra en la funcionalidad del chat, al crear canales para distintas temáticas por lo cuales, además, se pueden compartir documentos. Se le pueden agregar muchas más funciones con aplicaciones externas, como la de recibir una notificación cada vez que alguien menciona, por ejemplo, una marca en las redes sociales.

Asana y Trello se centran más en la productividad. Se trata de tableros compartidos de tareas (como si fueran "recordatorios"). A las tareas creadas en estos tableros se les pueden adjudicar fechas de entrega y objetivos, a la vez que se les pueden adjuntar archivos y publicar comentarios. Además, estas se pueden designar a miembros específicos del grupo.

Lo mejor de cada una

"Al final lo que pasa con herramientas como Slack es que todo es un mensaje, todo es un chat. Después de varios días cuesta pasar qué fue lo que se acordó", dijo a Cromo el uruguayo Gabriel López, cofundador de Orange Loops.

Acá es donde entra Kezmo, la nueva integrante de la familia de aplicaciones para trabajo en equipo creada por Orange Loops. Kezmo combina lo mejor de las aplicaciones antes mencionadas para ofrecer una opción más completa.

Kezmo fue lanzada en el evento Disrupt de TechCrunch, una conferencia anual a la que asisten miles de startups tecnológicas de todo el mundo a validar sus ideas, realizado en setiembre en California (Estados Unidos) con apoyo de Uruguay XXI. Además recibió apoyo de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación.

Se trata de una plataforma a la cual se puede acceder tanto desde una aplicación móvil (iOS o Android), como desde un navegador o una aplicación para escritorio de forma gratuita. Quien la usa puede utilizar el chat grupal. Los mensajes que allí se envían, por ejemplo, durante una lluvia de ideas, luego pueden utilizarse para crear tareas y designarlas a determinado integrante.

Además, dentro del mismo chat se pueden crear encuestas para realizar entre los miembros del equipo, guardar determinados mensajes como notas, compartir documentos, todo desde el chat y sin salir de la aplicación. Kezmo también ofrece una vista en columnas para gestionar las tareas de forma más visual.

Entorno controlado

López agregó que la oportunidad principal que Orange Loops vio en este sector fue el hecho de que muchas de las herramientas ya existentes funcionan solo desde la nube, es decir, la información que se comparte en ellas queda guardada en servidores en el exterior. "Esto, para una cantidad de instituciones como gobiernos, financieras o de salud, no es una opción. Por legislación tienen que alojar los datos en territorio soberano", explicó a Cromo.

En este sentido, Kezmo da la opción de ser utilizado desde la nube (los datos se alojan en servidores de Amazon) o de ser instalado en el servidor que designe una organización, de forma que la información que se comparte quede dentro de un entorno controlado.

López señaló que uno de los puntos de cambio en el futuro para Kezmo será la vinculación con servicios de almacenamiento en la nube. Así, el usuario podrá elegir si quiere guardar los documentos que se compartan a través de Kezmo en Google Drive, OneDrive o Dropbox, por ejemplo.
Cada vez más servicios buscan ayudar al usuario a separar el mundo laboral del de su vida privada, y a las empresas a coordinar de forma más organizada sus comunicaciones. La última gran apuesta la hizo Facebook con Workplace, una versión de la red social pero para ser utilizada dentro del entorno de las empresas. El servicio cuenta con un muro, chat, retransmisiones en directo, grupos, traducciones automáticas o voz y video sobre IP. Tal vez esta sea la prueba de fuego que determine el éxito del sector.