Tormentas solares provocaron la pérdida de atmósfera en Marte

La fina capa de gases es la causa por la que el planeta rojo dejó de alojar agua líquida

Distintas misiones de la NASA en Marte permitieron determinar que, en tiempos pasados, el planeta rojo fue un lugar en el que abundaban los valles, los ríos e incluso los océanos, lo que llevó a los científicos a pensar que, en algún momento, la atmósfera fue lo suficientemente densa y cálida como para alojar el agua en su forma líquida. Nuevos estudios llevados a cabo por la misión MAVEN en Marte determinaron que esta atmósfera fue eliminada debido a la incidencia de vientos solares.

"Parece que Marte alguna vez tuvo una atmósfera lo suficientemente gruesa para lograr mantener agua líquida, un ingrediente clave y un medio para la vida como la conocemos en la actualidad", dijo John Grunsfeld, astronauta y socio administrador del Directorio de la misión de ciencias de la NASA en Washington, en un comunicado publicado en el sitio web de la agencia espacial. "Entender qué le pasó a la atmósfera de Marte nos permitirá conocer las dinámicas y la evolución de la atmósfera de cualquier planeta", agregó.

Los resultados de la misión revelaron que la erosión de los gases de la atmósfera de Marte aumenta significativamente durante tormentas solares, durante las cuales se pierde un promedio de 100 gramos de gas atmosférico por segundo.

"Como con el robo de unas pocas monedas de una caja registradora todos los días, la pérdida se vuelve significativa con el tiempo", dijo Bruce Jakosky, investigador principal de MAVEN en la Universidad de Colorado. "Hemos visto que la erosión armosférica aumenta significativamente durante las tormentas solares, por lo que creemos que la tasa de pérdida fue mucho mayor hace miles de millones de años, cuando el sol era más joven y más activo", apuntó.

Tormentas solares en Marte

Según explica la agencia espacial en el comunicado, las tormentas solares son una corriente de partículas, principalmente protones y electrones, que fluyen desde la atmósfera del Sol a una velocidad de un millón y medio de kilómetros por hora. El campo magnético que lleva el viento solar, al pasar por Marte, genera un campo eléctrico que acelera los átomos eléctricamente cargados de la atmósfera de Marte y los lanza hacia el espacio.

El estudio también reveló que la pérdida de gas se da en tres regiones del planeta rojo: en la "cola" (hacia donde el viento solar fluye detrás de Marte), en los polos y en una nube de gases prolongada que rodea el planeta.

Este hallazgo se suma al anuncio de la NASA el pasado 28 de setiembre sobre la presencia de signos de agua salada en la superficie de Marte, que no se manifiesta en forma líquida debido a las bajas temperaturas.

La misión MAVEN, que comenzó en noviembre de 2013, está destinada a determinar cómo sucedió la pérdida de la atmósfera y el agua de Marte hacia el espacio. La misión completará el 16 de noviembre sus tareas científicas principales.