Todos los idiomas de Google

Lejos de ser un mero diccionario de sinónimos, el traductor del gigante de internet no solo funciona con palabras sino frases, documentos y sitios web completos


 

El Traductor de Google es el servicio gratuito de traducción instantánea del gigante de internet. Actualmente funciona con 80 idiomas, que van del inglés al hebreo, el japonés o el esperanto. Además, está en constante expansión.

Máquinas


La magia detrás de este sistema se llama “traducción automática estadística” (ver video), y fue creada por el propio Google. Este “alimenta” a sus computadoras con millones de documentos públicos online que ya han sido traducidos por profesionales humanos. Así, las máquinas van reconociendo los patrones y aprenden qué traducciones son las más acertadas, volviéndose cada vez mejores. Como la cantidad de documentos disponibles no es la misma para cada idioma, la calidad de las traducciones varía entre las distintas lenguas. A su vez, al estar hechas por máquinas, las traducciones no suelen ser perfectas.

Computadora


Existen varias formas de utilizar el traductor de Google. En la web, se puede ingresar a la dirección translate.google.com, un sitio simple que se divide en dos recuadros: uno donde va el texto a traducir y otro donde aparece la traducción casi en tiempo real. También da la opción de cargar un documento, hablar a la computadora, escribir las palabras con el cursor o habilitar un teclado digital en caso de no tener los caracteres necesarios. También es posible detectar el idioma si se desconoce, escuchar la traducción e incluso calificarla como útil, mala u ofensiva. De esta forma, las máquinas de Google siguen aprendiendo, en este caso de los usuarios.

Internet


El servicio también permite traducir sitios web enteros de forma automática. Los usuarios del navegador de Google, Chrome, no necesitan descargar nada para tener esta herramienta: si está activada la función, cada vez que ingresen a una web que no esté en su idioma predeterminado (por ejemplo, español), aparecerá un cartel preguntando si desea pasar esa página a su lengua. En ese caso, se puede indicar que sí, que no, nunca o siempre. En el último caso, cada vez que se ingrese, se activará la traducción automática. Para activarlo o desactivarlo hay que ir a “Configuraciones” de Chrome, “Configuraciones avanzadas”, “Idiomas”, y marcar o desmarcar la opción. En caso de no usar Chrome y utilizar Mozilla o Internet Explorer, por ejemplo, se puede descargar el complemento del Traductor de Google o instalar la Barra de Herramientas de Google, que incluye la función de traducciones automáticas.

Móviles


Para tener la opción de traducir páginas completas desde smartphones y tabletas es necesario contar con la aplicación del navegador Chrome (gratis para iOS y Android). Para usar el traductor clásico, lo más conveniente es descargarse la aplicación Traductor de Google, que incluso funciona offline si se bajan los paquetes de idiomas. La app (Android, iOS, Windows Phone y BlackBerry) ofrece funciones como sacar una foto y traducir su contenido (muy útil para leer el menú de un restaurante extranjero, por ejemplo) o dejar encendido el micrófono del dispositivo para mantener una conversación con alguien que hable otro idioma, traductor de Google de por medio.

Acerca del autor

Comentarios