Todo menos elemental

Qué es Watson, el sistema cognitivo al que IBM ha apostado en grande, y de qué manera podría llegar a Uruguay


"¿Puede la tecnología pensar? Watson puede". Así de desafiante es la respuesta de IBM cuando se trata de su más reciente y rupturista caballito de batalla: Watson, un sistema de computación cognitiva capaz de dar respuestas en lenguaje natural. Esto es, un sistema que aprende y habla de forma tal que cualquier humano lo puede entender.

La computación cognitiva consiste en sistemas que aprenden e interactúan con las personas para mover la frontera y ampliar el campo de lo que humanos y máquinas pueden hacer por sí solos. Por eso, IBM sostiene que, con Watson, está liderando una nueva era. Es el último paradigma en el área luego de la primeriza tabulación y la más reciente etapa programativa, que domina desde los años de 1950.

Además de entender el lenguaje que hablan los humanos, Watson da respuestas en este mismo formato. A partir de la información con la cual se lo alimenta, Watson genera hipótesis para contestar las preguntas que se le hacen. Para ello, toma como insumo las diferentes fuentes de información con las cuales se lo fue nutriendo, así como también su grado de confiabilidad.

Otra novedad de Watson es que, a diferencia de lo que se conocía hasta su aparición, es capaz de incorporar información no estructurada, como tuits o artículos de medios de comunicación. Esta habilidad aparece como muy atractiva en un mundo que produce 2.500 millones de gigabytes de información a diario. IBM busca que Watson sea el rey de la era del big data.

Campeón de Jeopardy!


Watson debe su nombre no al compinche de uno de los detectives más famosos de la literatura, sino al fundador de IBM, Thomas J. Watson. La compañía estadounidense presentó al sistema en sociedad en 2011, cuando fue uno de los participantes del programa de televisión Jeopardy! Watson no defraudó y ganó el concurso.

Desde ese momento hasta ahora, IBM estuvo trabajando fuerte en su niño mimado. Sus dimensiones, por ejemplo, se redujeron sensiblemente: su tamaño pasó de un cuarto grande al de tres cajas de pizza apiladas. Además, Watson ahora es más inteligente. Sabe más y sus respuestas son más completas y complejas.

Durante la IBM PartnerWorld de este año, celebrada en la ciudad de Las Vegas en febrero, la chairman, presidenta y CEO de IBM, Ginni Rometty, habló con entusiasmo de Watson. “Ha estado entrenando en finanzas, salud, retail, viajes”, sostuvo la ejecutiva, y agregó que el sistema iba a estar disponible en la nube e instó a los socios de IBM a desarrollar aplicaciones para esa plataforma.

Rometty aprovechó la oportunidad para recordar el anuncio que había hecho IBM un mes antes: el lanzamiento del IBM Watson Group, una unidad de negocios dedicada en exclusiva al desarrollo y comercialización de innovaciones cognitivas en la nube. La nueva unidad demandará una inversión de US$ 1.000 millones y tendrá trabajando en ella a 2.000 personas. La sede del IBM Watson Group estará en Silicon Alley, un hub tecnológico en Nueva York.

¿Llegará a Uruguay?


Una de las primeras áreas en las que Watson está siendo aplicado en Estados Unidos es en salud. De hecho, desde hace tres años diferentes hospitales de ese país trabajan codo a codo con IBM en cuatro áreas específicas (docencia, investigación, clínica y aseguradoras) para utilizar Watson en tratamientos de los tres tipos de cáncer con más incidencia allí: mama, pulmón y colon.

IBM hace hincapié en que Watson no viene a suplantar al médico, sino que trabaja en conjunto con el profesional para lograr la mejor respuesta para un caso determinado. Según cálculos de la empresa, para que un médico pueda leer todo lo que se publica sobre cáncer, necesita invertir 160 horas semanales. Una semana tiene 168 horas. Watson, en cambio, tiene el tiempo del mundo y puede absorber todas las nuevas publicaciones, digerirlas y luego ofrecérselas al médico.

La filial uruguaya de IBM ha entablado una “relación bastante estrecha” con el IBM Watson Group, de acuerdo con Alicia Rossi, la especialista en salud de IBM Uruguay. Rossi, quien tiene una dilatada experiencia en gestión de servicios de salud –por ejemplo, fue directora general de ASSE–, y su equipo han estado haciendo las gestiones para que Uruguay se convierta en plaza piloto para traer Watson e incursionar en oncología en español. Por ahora, Watson prácticamente no entiende o habla otro idioma más allá de inglés.

“Estamos haciendo la propuesta dentro de IBM para que puedan seleccionar a nuestro país”, explicó Rossi, y añadió que otros países latinoamericanos también quieren ser elegidos. Asimismo, algunos clientes nacionales, prestadores de salud, han manifestado inquietudes de contar con los servicios de Watson. “Para los médicos es importante poder acceder a toda esta información tan grande”, expresó.

Según Rossi, “es totalmente revolucionario porque te lleva a una dimensión de interactuar con una máquina que habla tu idioma”.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios