Tire su café sin miedo: el primer teclado lavable

Logitech ofrece un teclado que se puede lavar bajo la canilla
A quién no se le ha caído alguna vez el café en la mesa de la oficina. Con bien de azúcar. Sobre el teclado. La próxima vez que le ocurra, se acordará de este artículo. Y del Logitech K310, el primer teclado lavable (completamente, a chorro bajo la canilla) del mercado.

Ligero, delgado y con aspecto minimalista en blanco y negro, con base azul, parece un teclado normal, pero es ultrarresistente, con teclas duraderas, de goma impresa con láser para que las letras no se borren.

Para su limpieza bajo el agua (a mano, no se puede meter en el lavavajillas) puede usarse un cepillo o una esponja suave, e incluso detergente para platos. Después se deja secar y listo.

Funciona con PC de Windows y cuenta con 12 teclas de acceso rápido. No es necesario instalar software para empezar a usarlo. Sus medidas son 19 x 436 x 140 mm y su peso, 490 g. Precio en España: 55 euros.



Fuente: Expansión