Tigres sacrificados como en un circo romano

Una investigación policial en China descubrió la matanza de estos animales en peligro de extinción para entretener a personas ricas
Por lo menos 10 tigres fueron sacrificados en una ciudad del sur de China durante fiestas privadas a las que asistieron responsables locales y ricos empresarios. Tras la matanza, los animales eran descuartizadas y su carne y huesos se vendían a un precio muy elevado, informó el diario Nanfang, controlado por el Partido Comunista de la provincia de Guangdong.

Estos espectáculos que recuerdan los juegos del circo romano fueron revelados gracias a una operación policial en la comuna de Zhanjiang, que permitió decomisar el cadáver de un tigre muerto recientemente y diversos productos derivados del felino.

"Los tigres aparentemente eran anestesiados durante su transporte. Pero los compradores se aseguraban de que estuvieran vivos antes de su ejecución", explicó una fuente anónima citada por el periódico.

Según la policía, un carnicero involucrado en estos actos es sospechoso de haber matado a más de diez tigres. Aparentemente, este individuo murió cuando trataba de escapar a los policías que querían arrestarlo.

El bienestar de los animales no es una prioridad en China, aunque la mentalidad evolucione lentamente en ese país. Los zoos chinos son regularmente criticados por sus carencias, los malos tratos a los animales e incluso los tormentos infligidos deliberadamente para el placer del público.

Acerca del autor

Comentarios