The Sims están más emocionales que nunca

La cuarta versión del popular simulador de vida lleva la personalización de los avatars hasta el extremo de los sentimientos, aunque no son tan diversos en cuanto a género, un área donde el juego supo liderar


 

En 2000, Patrick Barret, uno de los programadores del simulador The Sims, decidió incluir un beso entre dos mujeres en el video de lanzamiento, durante la conferencia de videojuegos E3. Este beso entre dos personajes fue una de las razones por las cuales el título se llevó todas las miradas y posteriormente el dinero. Puntualmente, con esa versión Electronic Arts recaudó unos US$ 740 millones.

A casi 15 años del lanzamiento de este juego, la cuarta entrega propone darle personalidad propia y hasta emociones a los personajes para crear historias diferentes y más realistas. Estas innovaciones generan gran expectativa entre los fanáticos, que ya están enganchados con la relación romántica entre Ollie y Babs, dos de los personajes que se ven en los avances, esta vez hombre y mujer.

La cuarta entrega será lanzada el 2 de setiembre en Estados Unidos y el 4 en otras partes del mundo. El juego estará disponible para PC. Sobre Mac, no hay novedades.

Transgresor


“En ese momento no se consideraba normal ser gay o lesbiana”, dijo Barret en una entrevista con la revista The New Yorker, en referencia a la primera versión del juego. “Algunos incluso lo veían como algo peligroso, pero en The Sims era normal ser homosexual. Era la primera vez que nos podíamos ver representados en un juego“, agregó.

Pero el espíritu original no era militante. Simplemente buscaba darles a los gamers la opción de tener una segunda vida en el ambiente virtual con posibilidades parecidas a la realidad, incluso con un poco más de fantasía, pero no tanto como para representar la diversidad sexual con todas sus singularidades.

“No tenemos un mensaje, no hay racismo así como no hay un mensaje de tolerancia”, sostuvo Charlie Sinhaseni, el gerente de relaciones públicas de Maxis, la empresa que lo desarrolla, en entrevista con la revista Forbes. En esta nueva versión la empresa no incluirá diferentes opciones de género, como lo hizo Facebook, por ejemplo, al agregar más de 50 opciones sexuales (todavía no disponibles en Uruguay). “Es algo que hablaré con el equipo y que deberíamos estar discutiendo“, respondió al periodista que lo interrogó sobre la inclusión ex profeso de esta posibilidad.

Desde cumplir fantasías románticas o de profesión hasta cosas más macabras como asesinar a un sim (nombre con el que se identifica al avatar con el que cada uno juega) en una habitación cerrada donde eventualmente perecen por inanición y cansancio, las opciones de juego de la primera edición fascinaron a millones de personas de diferentes generaciones. Es precisamente por todas esas posibilidades que llevan a pasar horas y horas jugando.

En la nueva versión habrá situaciones igual de extrañas, como la de un sim que fallece de un ataque de risa o el que tiene un cohete espacial en el fondo de su casa. El juego promete renovarse con opciones variadas aunque ninguna tan osada como la que los hizo polémicos y populares en su nacimiento.

Sims con carácter


Los personajes del nuevo The Sims sentirán más que simple felicidad o tristeza. Podrán estar aburridos, concentrados, enérgicos, atontados e incluso avergonzados, y actuarán según esos sentimientos.

Esto va de acuerdo con la personalidad de cada uno, que podrá modelarse para hacerlos parecer más humanos que nunca. Por ejemplo, el sim del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es ambicioso, perfeccionista y extrovertido. Pero las características pueden derivar en posibilidades de lo más llamativas, como una amante de la naturaleza que está loca y es enamoradiza o un atleta malhumorado que ama la literatura.

Otro cambio importante con respecto a la versión anterior, es la creación del aspecto del sim. Ahora, con solo un clic en la facción que se quiere cambiar es suficiente para arreglar con libertad sus extremidades, ojos o ropa. Gracias a ello, la versión de Obama, por ejemplo, es increíblemente parecida al presidente de carne y hueso.

Contar historias


Hacer clic en “coquetear” una y otra vez para que dos sims se enamoren ya no garantizará el éxito de la relación. Al menos no como ocurría con aquellas primeras versiones donde cualquier personaje podía enamorarse de otro siempre que el jugador tuviera la paciencia de cultivar su relación a base de clics.

Ahora, las diferentes personalidades pueden resultar en situaciones de lo más extrañas y las posibilidades narrativas son infinitas. Esta es una de las características del juego que más atraen.

Como ya ocurrió con otras versiones, también habrá logros, elementos coleccionables y se podrá compartir los diseños con otros jugadores a través de internet.

Expectativa


La historia de amor de Ollie, un artista depresivo, con Babs, una romántica sin remedio que escribe novelas, generó expectativa en los fanáticos de la saga. Esto obligó a Sarah Holding, una de las productoras del juego, a publicar en su cuenta de Twitter que, para alivio del público, estos personajes estarán disponibles en la versión que se estrenará la semana próxima.

Cuando salió The Sims 3 en 2009, vendió 1,4 millones de copias solamente en la primera semana de su lanzamiento, lo que, según la compañía, fue su mayor éxito hasta ese entonces. Quedará por verse si las modificaciones introducidas cinco años después conformarán a los fanáticos del juego que tanto esperaron por esta nueva edición. Por lo pronto, la diversidad sexual no será uno de los aspectos en los cuales el título será un simulador de la vida real.

 


¿Dónde comprarlo?


En Uruguay, The Sims 4 llegará entre la segunda y tercera semana de setiembre a un precio de entre US$ 150 y US$ 180. Además, ya se puede reservar a través de Amazon por US$ 79,99, con envío gratuito dentro de Estados Unidos.



 

Comentarios