Tesla mostró el futuro de los accidentes

Un auto de la empresa delata a su conductora con pruebas de que no fue el modo automático el que causó un choque

Todos los días, los autos se vuelven más inteligentes y más conectados. Esto podría algún día salvarle la vida en un accidente, o prevenir uno, pero también hace que sea mucho más difícil de evadir la culpa cuando es la causa de un accidente leve.

El dueño de un Tesla parece estar enterándose de eso de primera mano mientras lucha por convencer al fabricante de automóviles de lujo que su esposa no fue la que chocó su Model X. En su lugar, se queja, el coche de repente se aceleró por sí mismo, saltó la vereda y chocó directo contra un centro comercial.

Tesla está disputando la versión del propietario sobre el incidente, citando registros de diagnóstico detallados que muestran que el acelerador del coche de repente se presiona en los momentos previos a la colisión.

tesla accidente.JPG

En ningún momento el conductor había pasado a piloto automático o control de crucero, según Tesla, lo que significa que el coche estaba bajo control manual; no podría haber sido nadie más sino el ser humano la causa del accidente. El coche utiliza varios sensores para comprobar doblemente los comandos de aceleración del conductor.

El propietario del Model X parece no separarse de su historia, pero aquí está el panorama más amplio. Los autos han alcanzado un nivel de sofisticación en el que pueden delatar a sus propios dueños simplemente mediante la entrega de los secretos incrustados en los datos que ya se recogen sobre su forma de conducir.

Sus datos de conducción son muy poderosos: Se puede decir a su mecánico exactamente qué partes necesitan arreglarse. Ofrecen pistas sobre su viaje y su estilo de vida. Y pueden ayudar a mantenerlo a salvo, cuando se combina con características tales como los sistemas de permanencia en el carril y evitación de accidentes automáticos.

tesla accidente2.JPG

Pero el potencial lado oscuro es que los datos pueden ser objeto de abuso. Tal vez una compañía de seguros pícara podría mirarlos y tratar de aumentar sus cuotas. Tal vez dan un incentivo a los fabricantes de automóviles para reclamar que usted, el propietario, tuvo la culpa de un accidente, incluso si cree que no lo fue. Para que quede claro, esto no es necesariamente lo que está pasando con el propietario del Model X de Tesla. Pero el caso ofrece una ventana a la clase de problemas a los que los conductores se enfrentarán cada vez más tal como sus vehículos se vuelvan más inteligentes.



Fuente: Brian Fung / The Washington Post

Populares de la sección