Tener mascotas es bueno para la salud física y mental

Un estudio demostró que las personas que se exponen con frecuencia a la compañía de animales son menos propensas a sufrir enfermedades del cuerpo o de la mente, pero aún se desconoce el porqué
Si bien las mascotas solían estar confinadas a los hogares y el tiempo ocioso, en los últimos años la ciencia ha logrado demostrar que, además del acompañamiento, los animales pueden ofrecer una mejora en la salud de los humanos. Este mes, por ejemplo, ante la aproximación de los exámenes finales, cerca de mil estudiantes en la Universidad Commonwealth de Virginia (VCU) se anotaron para el programa Paws for Stress (“patas por el estrés”), que permite acariciar y jugar con perros de terapia.

Los humanos tienen una larga historia en lo que se refiere a tener criaturas como compañía. De hecho, si se le pregunta a cualquier persona si su mascota le mejora la vida, la mayoría dirá que sí. Pero, ¿puede una mascota mejorar la salud? Esa es una pregunta que los investigadores están comenzando a investigar.

Este campo científico se encuentra en sus inicios, dijo Sandra Barker, investigadora del Centro para Interacción Humano-Animal de la VCU y organizadora de Paws for Stress. Por el momento, la mejor evidencia sobre el vínculo entre humanos y animales se encuentra en el área de la salud mental.

En la mente


Cuando los dedos se encuentran con el pelaje, las personas tienden a relajarse y a sentirse menos estresados, dijo Steven Feldman, director ejecutivo de una fundación que investiga la interacción entre humanos y animales. Un reporte reciente demostró que 69 estudiantes tuvieron una mejoría en su humor y una reducción en su stress y ansiedad al interactuar con animales, seguramente por la activación de la hormona oxitocina.

Si bien no está claro qué tan fuertes o duraderos son los efectos, los estudiantes que se presentaron en los eventos de Paws for Stress reportaron, en general, una reducción temporal en los niveles de estrés, afirmó Barker.

Hay numerosos programas de perros de asistencia para ayudar a veteranos de guerra con su estrés post traumático. Si bien está claro que tener una mascota mejora el humor de las personas, no hay suficiente evidencia para aclarar hasta qué punto la interacción de las personas con los animales pueden ayudar con este desorden, según el Centro Nacional de Estrés Post Traumático, en Estados Unidos.

La depresión es otro punto que es tratado con terapia animal. Un experimento aleatorio controlado, cuyos resultados fueron publicados en 2005, halló que la terapia de la interacción con delfines reducía los síntomas de la depresión. De forma similar, un meta análisis de 2007 publicado en Gran Bretaña concluyó que la terapia con animales podría ayudar a aplacar la depresión, pero aclaró que se deberían hacer mejores estudios para esclarecer estos efectos.

Pero no todos los estudios encontraron beneficios. Un trabajo de 2006 no registró cambios significativos en la depresión entre los residentes de una pensión que eran visitados semanalmente por un perro de terapia.

Buenos para el corazón


Los beneficios de interactuar con animales pueden extenderse a la salud física. En mayo de 2013, la Asociación del Corazón de Estados Unidos publicó un trabajo que concluía que la posesión de mascotas estaba “probablemente asociada con un riesgo disminuido de accidentes cardiovasculares”.
Si miras a las personas con y sin mascotas, los que sí las tienen tienden a ser más saludables en lo cardiovascular”, dijo Glenn Levine, un cardiólogo en la Bayor Collage of Medicine

“Si miras a las personas con y sin mascotas, los que sí las tienen tienden a ser más saludables en lo cardiovascular”, dijo Glenn Levine, un cardiólogo en la Bayor Collage of Medicine. Algunos de los estudios llevados a cabo por el grupo de Levine incluyeron determinar que las personas con mascotas tienen una menor presión arterial, menor reposo de la frecuencia cardíaca y menor riesgo de hipertensión que aquellos que no las tienen. “La evidencia de que es una relación casual no es convincente”, dijo Levine.

Los estudios, además, muestran que, si se somete a personas a una situación estresante con un perro en la habitación, tendrán menores incrementos en la frecuencia cardíaca, presión arterial, adrenalina y otros factores relacionados con el estrés, que si no hubiera una mascota presente. Pero los mecanismos para la mayoría de estas asociaciones permanecen desconocidos.

Salir a pasear


La manera más obvia en la que una mascota puede ayudar a mejorar la salud es si generan una motivación para salir a hacer ejercicio. “El mecanismo que tiene más sentido es que, si las personas adoptan un perro y lo sacan a pasear regularmente, esto incrementa su actividad física diaria”, explicó Levine.
No se puede explicar el efecto de la posesión de mascotas con el paseo de los perros” indicó Rebecca Utz, de la Universidad de Utah

Pero no todos los dueños de perros se convierten en paseadores asiduos. Cuando Rebecca Utz, de la Universidad de Utah, examinó las relaciones entre la posesión de mascotas y las medidas de salud en cerca de 2.500 participantes en una encuesta nacional, encontró que las personas que tienen gatos o incluso peces como mascotas, estas a veces hacían más actividad física, incluso, que las personas con perros. “No se puede explicar el efecto de la posesión de mascotas con el paseo de los perros”, dijo Utz.

Lo que sí encontró Utz es una asociación entre la posesión de mascotas y la salud. Quienes tienen mascotas son menos obesos, tienen una mejor percepción de su salud, menos asma y menos problemas cardiovasculares que las personas sin animales a su alrededor. Pero Utz dice que sus datos también mostraron que las personas que tienen mascotas tienden a pertenecer a los sectores socioeconómicos altos lo que, probablemente, explique la asociación.

“Lo que no debes hacer es salir y adoptar un animal por la sola razón de los beneficios para la salud”, dijo Levine. “La razón principal para rescatar a un animal debería ser para darle un hogar a esa mascota”, agregó. Si tu nueva mascota da a tu vida un impulso saludable, considéralo un bonus.

 

Comentarios