Tecnología para batir nuevos récords turísticos

Diez innovaciones que marcarán el sector en los próximos años
¿Qué están haciendo las empresas turísticas para conquistar a sus futuros clientes? La tecnología y su aplicación serán piezas esenciales en los próximos años y las empresas deberán hacer un esfuerzo por estar a la última en este sentido. Así lo reconoce el 90% de los directivos del sector que cree que este proceso de digitalización será el factor más importante para el turismo en los próximos diez años. A pesar de todo, sólo el 25% está implementando medidas efectivas, según el estudio eEspaña-La transformación digital en el sector turístico, impulsado por la Fundación Orange y elaborado por la consultora Evoca.

Según dicho informe, diez tendencias tecnológicas marcarán el sector en los próximos años.

1. El big data permitirá conocer no sólo la edad, la procedencia o el sexo de los turistas, sino también sus gustos e intereses, algo que permitirá vender de una forma más personalizada, pero que exigirá a las empresas recoger y analizar toda la información posible de sus clientes.

2. El 24% de las reservas online de viajes en España se hacen ya a través desmartphones. Ya sea para gestionar billetes de avión, reservas en hoteles o entradas a espectáculos, los teléfonos inteligentes y las tabletas serán un elemento imprescindible para todas las empresas del sector, que deberán hacermobile su web si no quieren desaparecer del mercado.

3. El marketing ya no es lo que era. Donde antes primaba producto, precio y lugar, ahora se valoran experiencias y emociones. El cliente debe ser el centro de cualquier estrategia y hay que ofrecerle comodidades, experiencias únicas e irrepetibles para conquistarle. Además, las empresas deberán cuidar su reputación online en perfiles y webs del sector.

4. Ahora lo importante no es sólo fidelizar al cliente, sino que comparta su viaje en redes sociales e inspire a otros a visitar esos lugares. También las empresas del sector deberán apostar por esta fórmula a la hora de vender sus viajes. La recomendación de viajes será en el futuro más personalizada, pero también una herramienta más valiosa.

5. Espejos con conexión bluetooth para reproducir la canción favorita del huésped, poder escoger el aroma de la habitación que más le gusta o la temperatura del jacuzzi. Todas estas innovaciones ya existen en muchas empresas del sector, pero se quedarán obsoletas a medida que pasen los años. El cliente querrá encontrarse siempre con lo último y las empresas deberán apostar por el Internet de las Cosas para conseguirlo.

6. La economía colaborativa y las empresas que operan bajo esta fórmula tienen que dejar de ser vistas como las enemigas del sector turístico, que se verá obligado a integrar los modelos de Airbnb o BlaBlaCar en sus viejas fórmulas. El cliente está cambiando su forma de viajar y sólo si las empresas tradicionales reaccionan podrán conquistarle.

7. Japón ya ha estrenado su primer hotel gestionado casi exclusivamente por robots. La inteligencia artificial ha hecho posible que algunos de ellos lleven a cabo la limpieza y el servicio de habitaciones o la recepción de los nuevos huéspedes. Su presencia será cada vez más habitual.

8. Los destinos deberán también convertirse en inteligentes, accesibles a todos y que facilitan la interacción e integración de los visitantes. Ofrecer redes de WiFi gratuitas es una de las fórmulas que ayudan a los destinos a convertirse en atractivos para los nuevos viajeros.

9. Las apps también cambiarán (si no lo están haciendo ya) nuestra forma de viajar. ¿Qué meto en la maleta? ¿Qué monumento debería visitar? ¿A qué hora cierra el museo de la ciudad? Estas y otras preguntas serán respondidas por aplicaciones y el sector deberá hacer un esfuerzo por actualizar su información minuto a minuto.

10. Las empresas del sector deberán hacer una escucha activa de sus clientes que comentarán sus viajes, sus inquietudes o sus reclamaciones a través de webs, páginas externas con millones de opiniones diarias o redes sociales.

Fuente: Expansión