Tecnología al servicio del machismo

El gobierno de Arabia Saudita envía un mensaje de texto a los esposos o padres de mujeres cada vez que estas ingresan o salen del país. El sistema data de 2010, pero requería que el hombre se registrara, lo que ahora ya no es necesario
"¿Por qué Arabia Saudita no hace algo por las mujeres de una vez por todas, de lo que podamos estar orgullosas? En lugar de una constante humillación". El tuit pertenece a una activista kurda, una de las tantas personas que han manifestado en las redes sociales su indignación por la nueva forma en que el gobierno de Arabia Saudita controla a las mujeres de ese país.

Un sistema electrónico perteneciente al departamento de migraciones envía un mensaje de texto al marido o padre de una mujer cada vez que esta ingresa o sale del país.

Según el blog local Riyadh Bureau, el sistema se implementó hace ya dos años, en 2010. No obstante, la polémica renació la semana pasada, cuando el sistema se volvió automático. Antes, los usuarios debían registrarse para recibir los mensajes; ahora ya no es necesario.

El autor del blog, el periodista Ahmed Al Omran, aclaró además que ese sistema opera "para todos los dependientes", es decir, no solo notifica sobre las mujeres sino también de niños y trabajadores extranjeros.

El procedimiento consiste en que las autoridades miren la identidad de la mujer en una zona de frontera o aeropuerto, busquen a sus respectivos maridos o padres en la base de datos, y les envíen un mensaje de texto de forma automática. Si bien el SMS no contiene la información de a qué país se ha ido o de dónde llega la mujer, el sistema se considera una nueva forma de control y monitoreo por parte de las autoridades.

Monitoreo


Por su parte, Al Omran también pone en cuestión el hecho de que el Estado cuente con tantos números de teléfonos celulares. Según él, esa extensa base de datos tuvo origen, muy posiblemente, en el marco del servicio Absher, parte del plan de gobierno electrónico de Arabia Saudita. Este fue implementado en abril de este año, con el fin de facilitar a los ciudadanos los trámites de pasaporte.
El problema e que el gobierno está reforzando las reglas de tutela masculina incluso en el resto de nosotros que no creemos en esas reglas", dijo el periodista local Ahmed Al Omran

Si el usuario se inscribe, no tiene por qué visitar las oficinas de migración para firmar el permiso a su esposa o mujer a cargo para que viaje, por ejemplo, una de los requisitos que tienen las mujeres en ese país. Para registrarse, se le pedía el número de teléfono como forma de autenticar el registro.

Si bien el usuario puede solicitar la baja del servicio, los términos de usos y condiciones explican que si alguien no quiere recibir notificaciones de SMS deberá concurrir a las oficinas de migración, lo que no significa que el permiso deje de ser necesario. Es decir, el ciudadano pierde los beneficios de los trámites online solo por no querer recibir mensajes de texto del gobierno.

El periodista sostiene, además, que el verdadero problema no es que se envíe un SMS, o que haya personas que quieran contar con ese servicio: "El problema es que el gobierno está reforzando las reglas de tutela masculina incluso en el resto de nosotros que no creemos en esas reglas".

Acerca del autor

Comentarios