Te odio, Facebook

Los adolescentes no abandonan la red social, pero se ríen de ella en Tumblr y se crean otras cuentas en Twitter e Instagram
Un estudio publicado por la organización Pew Internet & American Life Project encontró que Facebook sigue siendo la red social líder entre los adolescentes estadounidenses. También es la más vilipendiada. Algunos adolescentes entrevistados por los investigadores aseguraron que “disfrutaban de usarlo”, aunque la mayoría se quejó de “una presencia adulta en aumento, presión alta u otro tipo de interacción social negativa (‘drama’), o el sentimiento de agobio provocado por quienes comparten muchas cosas”.

En otras palabras, Facebook –como cualquier adulto con un perfil sabe– se parece mucho al liceo. “Creo que Facebook puede ser divertido, pero también es la central del drama”, dijo una chica de 14 años. “En Facebook la gente insinúa o dice cosas, incluso con solamente un ‘me gusta’, que no dirían en la vida real”, agregó. “Es tan competitivo conseguir la mayor cantidad de me gustas (en una foto de Facebook). Es como tu posición social”,  afirmó otro adolescente.

El hecho de que 94% de los adolescentes estadounidenses tengan perfil en Facebook, no significa que les guste. “Honestamente, estoy constantemente en él, pero lo odio tanto”,  comentó a Pew una chica de 15 años.

Las alternativas


Si Facebook es el liceo, otras plataformas sociales pueden funcionar como oportunidades para escapar de la estructura social dominante de esta red social, es decir, el equivalente online a no entrar a clase y quedarse en el baño. “Aunque el ‘drama’ es resultado de dinámicas adolescentes normales más que de nada específico de Facebook, los adolescentes a veces le tienen resentimiento a la red social por esta asociación negativa”, reporta Pew. Otros espacios online aparte de Facebook –que atraen solo una fracción de la base de usuarios adolescente de esta– se convierten en nuevos ejes de atención de los chicos.

En Instagram, usada por el 11% de los adolescentes, “la gente no resulta tan mala”, dijo una chica de 13 años a Pew. “Porque todo lo que realmente quieren es que a la gente le gusten sus fotos”. Y el medio puede influir en el mensaje: Instagram es percibido como un ambiente comprensivo, pero en Facebook, “si dicen algo feo, duele más”.

Twitter (usado por 26% de los adolescentes) puede ayudar a escapar del drama de Facebook, porque “hay una cantidad limitada que decir”, dijo un joven de 18 años. “En Facebook, dan tantos detalles de cosas que no querés saber”, continuó.

Snapchat (del que Pew no recolectó datos de suscripciones) puede ayudar a los adolescentes a quitarse de encima las presiones de Facebook de mantenimiento de una identidad. “Es mejor porque puedo elegir la foto más vergonzosa y sé que solo la verán por diez segundos, después ya está”, comentó un chico de 13 años.

Y Tumblr (5% de los adolescentes) los ayuda a separarse por completo de la estructura social impuesta de Facebook. Una quinceañera contó: “Me gusta Tumblr porque no tengo que presentar una imagen específica o falsa de mí misma y no tengo que interactuar con gente con la que no necesariamente quiero hablar”.

Un chico de 16 años aseguró a Pew que se unió a Twitter porque “todos dicen que Facebook está muerto”. Pero a pesar de los reportes de un éxodo masivo, la mayor parte de la gente no se está yendo. De hecho, el uso adolescente de la red social de Mark Zuckerberg creció un 1% entre 2011 y 2012.

Facebook es un muerto viviente: la red social más popular y menos relevante, donde los adolescentes y adultos se reúnen por miedo a perderse de cosas que ni siquiera los ponen contentos. Facebook es “un gran centro de interacciones sociales, de las positivas de la amistad y el apoyo social, y de las negativas del drama y las expectativas sociales”, reporta Pew. Y sin él, ¿de qué se reirían en Tumblr?

Comentarios