Tatuarse para hablar por teléfono

Se trata de una nueva patente de Motorola. El usuario se realiza un tatuaje temporal en el cuello y este transmite la voz directamente al dispositivo móvil
La wearable technology ha dado un paso más y es un paso muy largo. Ya no se trata de usar lentes y relojes inteligentes o ropa que tuitea, sino directamente llevar la tecnología en la piel. Motorola Mobility acaba de patentar un tatuaje que se puede usar como micrófono y transceptor inalámbrico.

Se trata de un tatuaje temporal que se coloca en la garganta del usuario y que transmitiría directamente la voz al smartphone o a cualquier otro dispositivo. Esta tecnología tendría como primera ventaja la eliminación del molesto sonido ambiente durante las conversaciones telefónicas.

El proyecto fue presentado por Motorola en 2012 a la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos. Este lunes la agencia aprobó el documento de 10 páginas llamado "Acoplamiento de un tatuaje de piel electrónico a un dispositivo de comunicación móvil", que se convirtió en la patente número 20130297301.

Motorola, empresa que hoy es propiedad de Google, también sugiere que el tatuaje puede tener funciones más allá de la simple comunicación, por ejemplo, como detector de mentiras. "Se ha observado que un usuario que está nervioso o está diciendo mentiras puede exhibir diferentes respuestas galvánica en la piel que un individuo más seguro que dice la verdad", indica la patente.

Este desarrollo propio de la ciencia ficción se suma a otras innovaciones en las que se está embarcando Motorola actualmente, más arraigadas a la realidad, siendo los teléfonos móviles modulares Phoneblocks los más resonados.

Comentarios