Subastan trofeos de caza en medio de la polémica

Son 130 piezas que van desde un león de 2 metros de largo a una lámpara hecha con trompa de elefante y alfombras con piel de osos. Una organización protectora uruguaya organiza un escrache
Un total de 130 trofeos de caza mayor serán subastados esta tarde en Uruguay en medio de expectación e interés en varios países y también polémica local. Las piezas fueron cazadas casi en su totalidad en Sudáfrica y algunos osos en Canadá, destacó Héctor Bavastro, director de Bavastro e hijos Casa de Remates, que será el encargado de la subasta.

Los animales fueron cazados hace más de una década por una familia uruguaya (matrimonio y dos hijos) que recientemente se radicó en el exterior. Las piezas, "están en perfecto estado de conservación" y se nota un "trabajo de taxidermia muy importante y valioso", destacó el rematador.

Entre los animales que saldrán a subasta figuran: chacal, wildcat, steimbuck, mono, hiena, impala, sprinbook, sitatunga, ciervo, antílope, common, inyala, hartebees, kudu, eland, waterbuck, lechtwe, gacela, grensbuck, wildebeest, búfalo, shimetaar, hipopótamo, ñú y zorro, de acuerdo al catálogo. Las piezas teóricamente más valiosas son un león de 2 metros de largo y 1,70 de alto, un inyala de 1,65 de altura y 1,70 de largo y un ciervo completo. En el resto se trata de la cabeza de los animales e incluso de varias cornamentas.
Nuestra empresa, que tiene casi un siglo de vida, no toma partido por la caza y yo personalmente la rechazo", señaló el rematador Héctor Bavastro

También se subastarán asientos y papeleras confeccionadas con patas de elefante, una lámpara hecha con la trompa de un elefante y una mesa con tapa de cuero del mismo animal. Saldrán también sin base y al mejor postor un aprieta libros de pata de hipopótamo, lámparas de patas de búfalo y jirafa. Entre la variada oferta hay además alfombras de piel de leona y cinco de distintos tipo de osos.

"Nuestra empresa, que tiene casi un siglo de vida, no toma partido por la caza y yo personalmente la rechazo", señaló Bavastro y agregó que la subasta es el resultado "de una oferta y demanda como pasa en muchos sectores".

El rematador destacó que la mercadería "entró legalmente a Uruguay y cumple con todos los requisitos" que exige el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Bavastro recibió consultas desde varios países e incluso clientes que dejaron ofertas desde Estados Unidos y Paraguay. "Me comentaron que hay una nueva tendencia internacional de la moda de decoración de utilizar este tipo de objetos", agregó Bavastro.

A favor y en contra


El encargado de la subasta admitió que recibió "amenazas anónimas" de supuestas organizaciones y personas defensoras de los derechos de los animales. "No quise entrar en polémica y puse el tema en manos de la policía", agregó.

La organización defensora de animales Acción y Reacción organizó en su página de Facebook una protesta y escrache en la puerta de la casa de remates. "Porque todos desde el asesino inicial hasta los intermediarios sin escrúpulos y los potenciales compradores son responsables de que estos animales hoy no estén con vida", explican.
Todos, desde el asesino inicial hasta los intermediarios sin escrúpulos y los potenciales compradores, son responsables de que estos animales hoy no estén con vida", dice la organización Acción y Reacción

Sin embargo, también ha habido algo "muy positivo" como fue la visita de 45 escolares uruguayos no videntes que recorrieron la exhibición. Se trató de una "iniciativa" del director de Safari Club Internacional que se contactó con las autoridades de la educación uruguaya.

Así los niños ciegos pudieron "tocar y conocer" como es un león, un hipopótamo, un mono o un ciervo, destacó Bavastro.

El rematador dijo que la expectativa que genera la subasta se notó en que la exhibición fue visitada por unas 2.000 personas en dos semanas cuando lo habitual en un remate de muebles, joyas o similar es de unas 300 personas.

Comentarios