Su propio DeLorean

La automotriz que se hizo famosa por ser la base del invento del Dr. Brown quiere reanudar la producción de sus vehículos el año próximo

Publicado por Infotechnology

Antes de que el Dr. Brown hiciera experimentos con un auto que terminaría llevando a Marty McFly al pasado, la marca DeLorean era protagonista de una historia muy distinta. Fundada en 1975, la DeLorean Motor Company (DMC), encargada hasta hoy de cambiar autopartes y poner a punto los vehículos de la automotriz que siguen rodando por calles y autopistas, podría comenzar a fabricar nuevos autos muy pronto.

En diciembre de 2015, la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico de Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) sancionó una nueva ley que exime a las automotrices con un bajo volumen de producción de todos los requerimientos de seguridad aplicados a grandes compañías como Ford o GM. La norma aplica a vehículos réplica, es decir, automóviles que imitan a otros producidos por lo menos 25 años atrás.

Desde que los nuevos dueños de DMC adquirieron la compañía quebrada, su principal actividad consistía en reparar y restaurar los DeLorean fabricados en la época de gloria de la automotriz y que siguen en uso al día de hoy. Sin embargo, la nueva norma instaurada por la NHTSA le permitiría a la empresa construir vehículos DeLorean modelo 2017. A partir de allí, lo único que cambiaría de los modelos de 1975 sería su motor.

Comprar un motor de un compañía externa le permitiría a DMC cumplir con los niveles de emisión de gases permitidos -ya que, si bien las compañías pequeñas ya no deben cumplir con todos los requerimientos de las de mayor volumen, los requisitos en materia ambiental son iguales para ambas.

Según un artículo publicado en The Verge, la automotriz está analizando motores de entre 300 y 400 caballos de fuerza, una mejora importante si se la compara con los 130 caballos de fuerza con los que contaba el DeLorean original. Entre los cambios también se sumarían los neumáticos de 17 o 18 pulgadas, algo más grandes que los originales, de 14 o 15 pulgadas. La suma que habría que desembolsar para ser dueño de un DeLorean modelo 2017 rondaría entre los U$S 80 mil y U$S 100 mil.