Stephen Hawking quiere viajar al espacio

Si bien sufre una enfermedad que lo tiene casi totalmente paralizado desde hace casi 50 años, el científico británico ha visitado distintos países del mundo y ahora pretende ser uno de los turistas espaciales de Virgin Galactic
El científico británico Stephen Hawking, de 71 años y aquejado desde hace casi 50 años por una enfermedad degenerativa, habló de su intención de viajar al espacio, para lo que considera que su condición física no sería un impedimento.

En una inusual aparición pública, el autor de la teoría del Big Bang y director del centro de investigación cosmológica de Cambridge, acudió ayer en Londres a un acto en apoyo de la asociación Breathe On UK, que asiste a familias de niños enfermos que, como él, reciben ventilación mecánica de larga duración.

En su intervención el científico explicó que recibir este tratamiento en el último año y medio no ha modificado su estilo de vida y no le impide seguir con su vida, informó el diario Daily Telegraph.
Desde que tengo ventilación he ido a Bruselas, la Isla de Man, Ginebra, Canadá, he estado dos veces en California y espero ir al espacio con los vuelos de Virgin Galactic de Richard Branson", dijo Stephen Hawking

"Desde que tengo ventilación he ido a Bruselas, la Isla de Man, Ginebra, Canadá, he estado dos veces en California y espero ir al espacio con los vuelos de Virgin Galactic de Richard Branson", declaró Hawking ante los asistentes, ayudado por la computadora que habla por él. De hecho, en 2007, el físico y cosmólogo probó la gravedad cero, experiencia que ha vuelto a vivir varias veces desde entonces.

Branson, propietario del grupo Virgin, y sus dos hijos serán los primeros pasajeros de estos vuelos turísticos al espacio que empezarán a operar en principio a finales de año, después de varios retrasos.

Hawking para todos


Hawking permanece postrado en una silla de ruedas desde la década de los 60, cuando desarrolló esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad motoneural degenerativa que lo dejó completamente paralizado pero que no frenó su actividad académica.

En 2007 experimentó el estado de gravedad cero en un vuelo especial, algo que despertó su interés por el espacio.

Ante la audiencia de Breathe On Uk, el científico desglosó las facilidades de la ventilación mecánica que le asiste desde hace 18 meses, cuando su salud empeoró.

"Es una pequeña caja que encaja fácilmente en la silla de ruedas. Tiene una batería interna y también puedes añadirle algunas externas. Es posible tener calidad de vida con ventilación", aseguró a los padres de los niños enfermos.

Comentarios