SpaceX no descarta que la explosión de cohete haya sido un sabotaje

Una pista de la investigación apunta contra su principal competidor

Para empleados de la empresa SpaceX, la explosión del cohete Falcon 9 podría haber sido un acto de sabotaje. El 1 de setiembre, una "anomalía" en la plataforma de lanzamiento hizo estallar el satélite AMOS-6 de Facebook y el cohete Falcon.

La compañía de Elon Musk no descarta la posibilidad de que su competidor directo –United Launch Alliance (ULA)– se haya visto involucrado en la destrucción de la nave espacial, informó The Washington Post.

SpaceX solicitó acceder al techo de un edificio cercano a la plataforma de lanzamiento de Cabo Cañaveral donde ocurrieron los hechos. El motivo de la petición fueron las imágenes de video de la explosión, que muestran algo sospechoso en la azotea de dicho edificio, propiedad de ULA. Según The Washington Post, en el video se ve una sombra y posteriormente una mancha blanca.

El edificio de la compañía rival se encuentra a poco más de 1,5 kilómetros de la plataforma de lanzamiento de Cabo Cañaveral. ULA denegó la solicitud de SpaceX pero invitó a inspeccionar la azotea a investigadores de la Fuerza Aérea de EEUU, que no encontraron nada sospechoso.

Hasta ahora SpaceX confirmó que lo que ocasionó la explosión fue un desperfecto en el sistema de helio del sistema de oxígeno líquido que lleva el cohete, pero todavía se desconoce cómo fue que apareció ahí. El incidente ocurrió en la preparación de un encendido de prueba de los motores, pero estos no estaban operativos en el momento de la explosión. En los videos se escucha un sonido extraño segundos antes.

Durante décadas ULA fue un monopolio que proporcionó servicios espaciales para el Ejército de Estados Unidos, hasta que SpaceX demandó a la Fuerza Aérea en 2014 por el derecho a competir.