Solo quieren hablar con ellos

Así trabaja parte de Instagram enfocada en adolescentes
O livia inició sesión en el grupo de Facebook, abrió su chat de vídeo y esperó a que otras personas se conectaran. Unos minutos más tarde llegó la pizza, ordenada por el equipo de Instagram en California y que fue a parar directamente a la puerta de su casa en Washington. En aquel preciso momento Olivia no era la única que se encontraba en esa misma situación, sentada frente a su monitor comiendo pizza, sino que había varios otros jóvenes. Todos los virtualmente reunidos en ese chat eran asistentes de la Fiesta Virtual de Pizza organizada por los empleados de Instagram para dar la bienvenida a los nuevos miembros de un grupo en Facebook que es propiedad privada de la red social de fotografías y que está especialmente diseñado por jóvenes usuarios. En el grupo, que cuenta con más de 200 miembros, se habla de todo, desde arte, pasando por la identidad, hasta la justicia social. Y, claro, también se habla de Instagram.

Tal cual Olivia lo describe, el grupo privado de Facebook no está compuesto por mega-usuarios adolescentes o personas influyentes en el mundo digital ni tampoco por estrellas jóvenes. En su lugar, está lleno de adolescentes amantes de Instagram con hábitos, posteos y cantidad de seguidores bastante típicos.

Cada vez son más las compañías dedicadas a los medios sociales que están en una suerte de guerra por la atención adolescente, e Instagram está haciendo algunos movimientos muy agresivos para tratar de ganar. Un claro ejemplo son las Historias, la última actualización de la aplicación que incluye funciones muy similares a las de Snapchat.

Esta inclusión del nuevo formato es claramente un reflejo de que las redes sociales hoy apuntan a los adolescentes como su público objetivo favorito. El hecho de que Instagram converse directamente con jóvenes reales y quiera saber sobre cómo piensan y viven, es también reflejo de una estrategia de marketing superior.

"Obtenemos los comentarios de los usuarios más jóvenes a través de muchas maneras", explicó Berna Anat, quien trabaja con adolescentes y el equipo que analiza las tendencias emergentes en Instagram. Y agregó: "La pregunta que siempre estoy haciendo a nuestros usuarios es: '¿Cómo podemos hacer tu vida más fácil en Instagram? ¿O más divertida y creativa?' La experta dijo que desde la compañía están manteniendo una relación estrecha con las diferentes comunidades de adolescentes para saber qué están buscando encontrar en internet.

Esa retroalimentación por parte de los jóvenes parece ir más allá de lo que Instagram puede deducir a partir de la simple observación de sus usuarios en la acción cotidiana. Al igual que muchos otros adolescentes obsesionados por Instagram en el grupo de Facebook, Olivia utiliza la app de forma constante. Sin embargo, esto no quiere decir que ella comparta en el sitio contenidos de sí misma con tanta frecuencia como se podría pensar. Por ejemplo, ella dijo que aún no ha publicado una historia de Instagram en su propia cuenta. "Estoy definiendo una determinada marca para mí en las redes y cuando la tenga empezaré a compartir y utilizar Historias", explicó. Mientras tanto, Olivia está observando y pensando qué cambios le haría a la aplicación. Compartir esos pensamientos directamente con la empresa ya es casi un ritual obligatorio para ella.

Un hábito social

Olivia, una adolescente que forma parte del grupo de usuarios de Instagram, explicó que tiene el hábito de recorrer y pasar tiempo en la app sin publicar ni generar contenidos propios. Este tipo de hábitos son los que más les interesa investigar a los analistas de redes sociales ya que hoy todos los esfuerzos en internet están puestos en captar adolescentes.

Fuente: Basado en The Washington Post