Smartwatches, la revolución que no fue

Los relojes inteligentes no lograron tener impacto en el mercado; una de las causas es que ofrece casi todo lo mismo que los smartphones

Los fabricantes de tecnología de consumo insistieron en los últimos dos años con que los relojes inteligentes revolucionarían la manera en que las personas interactúan con las máquinas; sin embargo, pese a contener picos de ventas importantes, su popularización está lejos de la protagonizada por el smartphone, que continúa siendo el producto imprescindible de la era digital.

Los smartwatches son considerados dispositivos prácticos, pero al ofrecer las mismas opciones que un celular, no tiene gran impacto en el mercado. Únicamente los servicios de monitorización de la actividad física, que registran datos curiosos e interesantes, han señalado el camino a seguir por este tipo de dispositivos cuyas ventas se las reparten, principalmente, dos empresas, Fitbit y Apple, con su propuesta Apple Watch.

Además de consultar la hora, permiten revisar la distancia recorrida y los pasos andados. Se puede consultar el correo, recibir alertas de ciertas aplicaciones como el calendario y revisar el correo. Pero, como publica el portal ABC, se ejecutan a modo de complemento, para realizar simples vistazos rápidos.

En la nota de ABC, se afirma que, según la firma de análisis de mercado, IDC, "la venta de wearables superará los 110 millones de unidades en este 2016, equivalente a un aumento del 38,2% frente a los 72 millones de productos vendidos el año anterior. Los analistas apuntan a que este crecimiento generará un mayor interés entre los consumidores y, como consecuencia, un descenso de los precios, lo que llevaría a duplicar sus ventas en 2020 (237.1 millones de unidades vendidas). Todo ello gracias al crecimiento de los «smartwatches», que impulsarán su interés en el mercado".



Populares de la sección